• <span style="text-transform:uppercase">galardones</span><i>. Juan Ángel Pérez y Paqui Medina, con familiares de Parras y los premiados del certamen de pintura rápida.</i>
    galardones. Juan Ángel Pérez y Paqui Medina, con familiares de Parras y los premiados del certamen de pintura rápida.

El Ayuntamiento de Torredelcampo celebró diversas actividades para homenajear a uno de sus hijos predilectos, Alfonso Parras, una de las figuras más representativas de la pintura andaluza del siglo XX. Entre las propuestas, destacaron una conferencia en la que se analizó el perfil humano y artístico del pintor, una exposición con su última producción, una visita a sus colecciones permanentes más significativas y la celebración del III Certamen Nacional de Pintura Rápida que lleva su nombre. En definitiva, unos actos con los que quedó latente que el legado artístico del “pintor de la luz” sigue vivo y resulta de actualidad.

Sin duda, la actividad de mayor relevancia fue el certamen de pintura rápida, al que se inscribieron 19 artistas procedentes de Andalucía y Castilla-La Mancha y contó con un alto nivel. El primer premio fue para el almeriense Manuel Sánchez Lucas, con una vista panorámica de Torredelcampo. El segundo galardón se otorgó a Ana Sánchez Lucas, mientras que el tercero y el cuarto recayeron en Juan Carlos Porras y Jaime Jurado.

En la entrega de premios participó el diputado provincial de Cultura, Juan Ángel Pérez; la compañera sentimental del artista, Lita Martín, y la alcaldesa torrecampeña, Paqui Medina. “Jaén está en deuda con este singular artista, un pintor que es la memoria viva de muchos de nuestros pueblos y paisaje. Por ello, felicitó al Ayuntamiento de Torredelcampo por esta iniciativa, con la que se pone en valor a una de las figuras más importantes del arte jiennense”, indicó el representante de la Diputación de Jaén.

La alcaldesa agradeció la colaboración “absoluta” de la familia de Alfonso Parras para celebrar el homenaje. “Sin su aportación y disposición hubiese resultado imposible llevar a cabo. Él amó a su pueblo, lo percibió con toda su luminosidad, con el carácter alegre y dinámico de sus gentes, y nunca se olvidó de él. Admiraba a su pueblo y sus gentes, un sentimiento correspondido porque él es una de esas personas que es profeta en su tierra”, manifestó Paqui Medina.