El carril bici que une los municipios de Puente de Génave y La Puerta de Segura es objeto de críticas por parte de los usuarios ante el crecimiento de hierbas, maleza y vegetación en general junto. En algunos tramos, la invasión de la vegetación impide el paso normal de las personas que lo recorren a pie y de los ciclistas, que tienen que esquivar ramas durante el trayecto. El carril bici discurre entre los olivares y llega hasta la A-310. Allí mismo se encuentra la cuneta de la carretera y un desnivel de terreno con mucha vegetación que, tras su crecimiento, cae hacia el asfalto de la vía ciclista.

Por otro lado, a la falta de limpieza se une la aparición de grietas en el asfalto, en un tramo de unos cincuenta metros. Estas primeras fisuras desde su construcción, se encuentran en el tramo próximo a la pasarela de madera, en sentido ascendente hacia el casco urbano de La Puerta de Segura. En cuanto al vallado de madera instalado para mejorar la seguridad de los usuarios en algunos tramos del carril bici los palos se hallan rajados e incluso algunos de ellos quedan fuera de los orificios para su anclaje.

Otra de las quejas, sobre todo de los ciclistas, es la falta de señalización vertical en los accesos de las fincas desde la vía. En un punto puede verse, únicamente el tornillo de sujeción de la estructura, que sobresale en el asfalto con el consiguiente peligro.

Este verano se cumple el primer aniversario de la puesta en marcha de esta vía, que ha tenido muy buena aceptación entre los vecinos que, a diario, lo recorren a pie o en bicicleta, lo que se traduce en actividad física y beneficio para la salud de la población local.

La vía ciclista consta de tres tramos, uno correspondiente a la travesía de Puente de Génave, otro situado entre los puntos kilométricos 0,6 y 1,4 de la A-310 y uno final, hasta el kilómetro 5, que incluye una pasarela de madera y conecta con la Vía Verde del Segura, antiguo ferrocarril Baeza-Utiel, a través del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. La vía ciclista comarcal tiene una longitud de unos cinco kilómetros y transcurre a lo largo de la carretera A-310. La inversión por parte de la Junta de Andalucía estuvo cercana a los 616.000 euros.