• <span style="text-transform:uppercase">RECONOCIMIENTO</span><i>. Silvia Peláez y Francisco Romero posan con su queso “Olavidia” y el premio nacional logrado gracias a él.</i>
    RECONOCIMIENTO. Silvia Peláez y Francisco Romero posan con su queso “Olavidia” y el premio nacional logrado gracias a él.

Estamos muy contentos, aún no nos lo creemos. Ha sido toda una sorpresa para nosotros y algo apoteósico, ya que supone todo un reconocimiento al esfuerzo realizado para sacar adelante nuestro negocio, que no lleva ni siquiera un año de producción”. Así de feliz y emocionada se mostraba Silvia Peláez instantes después de que tanto ella como su marido, Francisco Romero, se proclamaran ganadores de la edición de este año del Campeonato de los Mejores Quesos de España. Y es que la pareja, que dirige su propia empresa quesera de elaboración artesanal, logró el máximo galardón con “Olavidia”, un queso de cabra de pasta blanda.

Sin duda alguna, un espaldarazo de gran envergadura para dos emprendedores jiennenses. Silvia es natural de Mures, mientras que Francisco nació en la aldea de Cerezo Gordo. Ambos viven en Linares y proceden de familias vinculadas con la ganadería y la producción de queso. Ambos retornaron a sus orígenes e hicieron de ello su trabajo diario, por eso montaron en Guarromán, hace casi un año, su empresa, “Quesos y Besos”.

“Ahora solo estamos tres personas y producimos pequeñas cantidades de las diferentes variedades de quesos que tenemos. Por eso mismo nos ha producido tanta satisfacción este premio inesperado. Simplemente estar como expositores era ya para nosotros un premio, así que recibir esta noticia ha sido un sueño”, dijo Silvia.

“Olavidia” es un producto elaborado a partir de leche de las cabras de raza malagueña que posee el padre de Francisco Romero. Un ganado que pasta libremente en la comarca de la Sierra Sur, concretamente, en Frailes. Así, el mejor queso de España 2018 es fruto de una elaboración puramente artesanal y todas sus fases de producción —desde la obtención de la materia prima hasta la comercialización, pasando por la fabricación y el envasado— tienen sello de Jaén.

En el concurso, el queso presentado por Silvia y Francisco ya obtuvo el primer premio en su categoría, pero no se conformó con ello y también alcanzó el galardón nacional. La muestra compitió en esta edición del concurso contra otros 725 quesos que también optaban al título como mejor del país. “No ha sido un concurso fácil porque hemos estado con lo mejor de España; empresas muy potentes y de contrastada solvencia y trayectoria en el ámbito de la producción de quesos”, señaló Silvia.

La empresaria de Mures detalló cómo es “Olavidia” y qué aspectos de este producto lácteo fueron los que más pudieron llamar la atención del jurado calificador del certamen. “Aunque pueda confundirse con un queso azul, en realidad no lo es. Es un queso poco habitual en la provincia. Se trata de una cuajada láctica con forma cuadrada y le incorporamos ceniza alimentaria, en concreto, carbón vegetal. Su textura es blandita y cremosa y su sabor es suave en boca, aunque a la hora de comerlo deja en el paladar cierto gusto intenso porque está fabricado con leche de cabra”, explicó. A buen seguro, un manjar que luce sello jiennense.