|
30/07/2018

Con las vacaciones los más pequeños dicen adiós a sus colegios hasta septiembre, aparcando sus mochilas y olvidándose de los deberes y los exámenes. Pero el verano es muy largo y siempre hay ganas de seguir aprendiendo. Es por este motivo que mucho pequeños mancharrealeños han aprovechado las vacaciones de verano para seguir aprendiendo en las distintas escuelas de verano del municipio.

Los alumnos de “Educarium” han tenido tiempo de divertirse en la piscina municipal. Junto con la Policia Local de Mancha Real aprendieron cosas sobre seguridad vial, con la Guardia Civil han descubierto los riesgos de internet. También han hecho deporte, conocieron su cuerpo y aprendieron técnicas de relajación junto con la clínica “Fisioteal”.

Han aprendido que alimentos son los más buenos para crecer fuertes y sanos. Lo que más sorprendió a los pequeños es como tienen que actuar en caso de que un compañero se esté ahogando y como hacer un masaje cardíaco porque, aunque sean pequeños, ellos también pueden salvar una vida en caso de emergencia.

Además, esta escuela de verano esta muy concienciada con el tema del acoso escolar, y es que cada vez son más los casos que se conocen de bullying o acoso escolar. Es por esto que, en los medios de comunicación, se desarrollan campañas como la de “Se buscan Valientes”. Por este motivo, “Educarium” realiza una serie de talleres y charlas para concienciar a los niños y a los padres de la importancia de tener una buena conducta con los demás. A pesar de su corta edad los niños supieron diferenciar y expresar como se podía sentir una persona que sufra de acoso. Y todos quisieron participar en un vídeo contra el maltrato y en donde pudieron gritar fuerte que ellos son valientes y que, como dice la canción, se buscan valientes que se enfrenten al bullying.

Durante el tiempo que ha durado este “cole”, los más pequeños han estudiado otras culturas como la hindú, celebraron la navidad en su particular Hawai, y sacaron el artista que llevan dentro en los talleres de música. Como es verano y hay que divertirse mucho, los menores disfrutaron con las distintas fiestas de Hollywood, las acampadas y los distintos talleres y juegos en los que participaron los padres.

Pero lo que más ha gustado este año ha sido descubrir que dentro de cada niño hay un periodista escondido. A raíz de la visita de una periodista con la que aprendieron lo que significa ser periodista, que hacen y donde trabajan. Los alumnos de la escuela de verano de “Educarium” aceptaron el reto que la periodista les propuso y junto con sus profesores y con sus familias hicieron diferentes noticias que luego incorporaron en su periódico al que bautizaron con el nombre de “Diario Educarium”.

Los alumnos aprovecharon para contar las distintas fiestas, los talleres que realizaron y las visitas que recibieron como la del jugador del Atlético Mancha Real, Juan Luis Soriano, que les explicó que es para él ser futbolista y que no solo vale el saber jugar sino que implica un trabajo duro, el sacrificio, el tener que estudiar y que también es importante una buena alimentación. Los más pequeños como buenos jóvenes periodistas saciaron su curiosidad con numerosas preguntas al futbolista.