• <span style="text-transform:uppercase">MÚSICA</span><i>. Los asistentes al festival de Estaka Rock 2018 disfrutan de uno de los conciertos.</i>
    MÚSICA. Los asistentes al festival de Estaka Rock 2018 disfrutan de uno de los conciertos.
|
24/07/2018

El auditorio del complejo polideportivo Palomares acogió una nueva edición del Estaka Rock de Jódar, cuyo cartel levantó el aplauso unánime de los asistentes, quienes consideraron que se ha dado un salto con respecto al anterior, que se celebró el año pasado. En esta ocasión, los grupos que actuaron fueron Porretas, Ankhara, Ángelus Apátrida, Cabeza de Caballo, Amamarla, Tumbabirras y los dos grupos locales y Los Makis y Áspero y el Peine de Esparto. El coste de la entrada fue de 5 euros.

La cita musical comenzó partir de las 20:00 horas, momento en el que se abrieron las puertas. El primero de los grupos, Tumbabirras, salió al escenario media hora más tarde y, tras él, fue el turno de Los Makis. A partir de las diez, los grupos incrementaron su presencia en el escenario, como fue el caso de Caballo o Ankhara, este último con más de una hora de concierto que se extendió hasta pasadas las once. Después, el plato estrella, que fue la banda Porretas, que trajeron el rock con toques punks desde el madrileño barrio de Hortaleza. Pasadas las doce y media, Angelus Apatrida deleitó a los asistentes hasta las tres de la madrugada. A partir de este horario, la entrada pasó a ser gratuita. Los dos últimos grupos, Amamarla y Áspero y el peine de esparto cerraron una noche donde el rock coronó a Jódar como la capital de Sierra Mágina en verano.

La organización, encabezada por José Manuel López y Antonio Hidalgo, destacó recientemente que su objetivo principal era que el festival del pueblo, “pasito a pasito, crezca, y este año se ha dado un paso muy importante”. “Está avanzando, pero es cierto que este tipo de músicas es casi de minorías”, añadió, para pasar a apostillar que “hacer esta cita de calidad cada vez cuesta más y solo se compensa con la respuesta del público”. En definitiva, doce años en los que el Ayuntamiento apuesta por una de las actividades que se han convertido ya en un clásico de la época estival. La organización también resaltó, durante la presentación, que llevan “muchas cosas por delante, además de los dos festivales, Primavera Rock y Estaka”.

Además de tocar los temas de sus últimos trabajos discográficos, los miembros de Porretas también quisieron hacer un guiño a los rockeros más aventajados y versionaron canciones tan míticas como “Resistiré” o “La chica de ayer”. Una nueva edición que fue encuentro de los seguidores de este estilo musical, que no dejaron de bailar y saltar en toda la noche.