|
11/09/2018

Cinco jornadas cargadas de actividad. Resumen rápido de las fiestas en honor de la Fuensanta, que acaban hoy para dar paso a las del patrón dentro de diez días. La jornada de ayer comenzó, como es habitual, con la diana de gigantes y cabezudos que, partiendo desde el Ayuntamiento, realizó el recorrido clásico, sirviendo de antesala para el encierro del día, donde tres vaquillas recorrieron las calles del municipio para gozo y disfrute de los más valientes, que apuraron su última oportunidad para correr delante de las reses.

Los más jóvenes ganaron protagonismo a partir de media mañana en la plaza Mayor, que se convirtió en un parque acuático donde los pequeños disfrutaron de diferentes actividades con el agua como hilo conductor, incluyendo su particular fiesta de la espuma, que hizo las delicias de decenas de niños que allí se congregaron.

Por la tarde llegó el momento esperado por muchos, sobre todo por los 48 participantes en el Grand Prix de la feria, sin vaquillas, eso sí. La plaza de toros se convirtió en el epicentro de las actividades vespertinas, donde los diferentes equipos tuvieron que superar pruebas de diversa índole para tratar de ganar a sus rivales en un divertido concurso que año tras año se consolida en el cartel de las fiestas de Villanueva del Arzobispo.

El parque municipal San Blas, ya por la noche, reunió a los vecinos para la verbena, donde la orquesta Pentagrama y Banda Sureña hicieron danzar a los presentes.

ÚLTIMO DÍA. Todo lo bueno se acaba. Las fiestas en honor de la patrona no se libran de ello, y hoy se echa el cierre a una nueva edición, aunque en el horizonte ya se otean las celebraciones en honor de San Miguel Arcángel, entre el 20 y 28 de este mes, que volverán a dar color al municipio.

La diana matinal, la posterior chocolatada, los encierros infantiles o el parque hinchable harán las delicias de todos a lo largo de la mañana, antes de afrontar las últimas horas de las fiesta donde los fuegos artificiales y la verbena supondrán el colofón a cinco días de no parar en Villanueva.