|
20/08/2018

Los cultos y la procesión en honor de la Virgen del Rosario, patrona de Fuerte del Rey, convirtieron en un bullicio la iglesia de la Natividad de Nuestra Señora y las principales calles. La solemne misa se ofició a las ocho de la tarde, después del ritual de la recogida de cargos y autoridades. Fue una ceremonia de campaña, pues se realizó a las puertas del templo, en la plaza remodelada por el Ayuntamiento. La eucaristía, concelebrada por varios sacerdotes, contó con la presencia, de hermanos de las hermandades locales de la Virgen de la Cabeza, San Isidro Labrador, de la patrona y el grupo de Pasión y Gloria de Fuerte del Rey. Fue un acto sencillo, amenizado por las canciones del coro local Aromas de Primavera. Después comenzó el momento más esperado, la procesión de la imagen mariana.

El cortejo estuvo integrado, además por autoridades locales, con el alcalde, Manuel Melguizo, al frente, y responsables eclesiásticos y de cofradías. En la comitiva figuraban el presidente de la hermandad de la Virgen del Rosario, Manuel Campos, y la hermana mayor, Macarena Fernández. También desfilaron las reinas y los místeres de las fiestas. El acompañamiento musical tuvo como protagonista a la Banda de Música Maestro Flores, procedente del municipio de Marmolejo.

El itinerario, como es costumbre, discurrió por las principales calles del casco urbano fuerterreño. Como es tradicional en el pueblo, se recogieron donativos en una especie de talegas. A lo largo de la procesión, numerosos edificios lucieron engalanados con colgaduras para la ocasión. A lo largo de la noche se cantaron salves a la Virgen del Rosario. Especialmente emotiva fue la llegada del desfile al entorno de las Cuatro Esquinas. Allí se produjo el cambio de anderos. La imagen mariana fue girada hacia el cementerio y hubo un recuerdo para los fuerterreños difuntos.

El día grande la feria se completó con la actuación de las orquestas Florida y Farándula. Por la mañana, los más pequeños tuvieron su sitio en la Plaza de la Constitución. Hubo competiciones en las que la puntería y los reflejos resultaron fundamentales. Se trataba de los concursos de tirachinas, aros, tiro olímpico y otros juegos tradicionales.

Los actos de las fiestas en honor de la Virgen del Rosario concluyen esta noche con un espectáculo de fuegos artificiales musicales con rayo láser y traca final. Por la noche, además de una verbena con la orquesta Ilusión, se espera una actuación de DJ Baltanas. La última jornada festiva arranca a la una y media de la tarde, cuando se espera una invitación a paella, vino y cerveza en la caseta municipal. Después, hacia las cuatro y media, llega el espectáculo acuático Festilandia. Toma el relevo a estos juegos una función de Disney para los niños también en la caseta.

Las celebraciones empezaron el viernes con un chupinazo y el encierro de San Fermincillo. Entre las actividades lúdicas iniciales se hallaban la fiesta de la espuma y la presencia de un “superdeslizador” de cien metros.