• VISIBILIDAD. <i> Estado actual del punto arreglado de la Corredera. </i>
    VISIBILIDAD. Estado actual del punto arreglado de la Corredera.

Terminadas las obras de adecuación para un punto de baja visibilidad que había en la Corredera Capuchinos con la sustitución de unos contenedores de reciclaje, que se encontraban junto a un paso de cebra e impedían que se pudiera observar correctamente si pasaban personas por ese punto, por un jardín de porte bajo que favorece la visión. Durante el inicio de estas obras, el concejal de Infraestructuras Urbanas, Luis Salas, explicó que era una necesidad el quitar “un peligro” en esta calle, que es una arteria del municipio andujareño. Salas señaló: “Desde el minuto uno, que se terminó esta calle, ha estado ocasionando problemas. Y no se tuvo en cuenta esos detalles que se deben tener. No se pueden poner elementos que quiten la visibilidad tanto a peatones como ha vehículos”. En el lugar donde estaban los contenedores, y que creaban ese punto negro, colocaron un jardín con una plantación baja “para que no impida la visibilidad”, según apuntó Salas. El concejal aprovechó la ocasión para enumerar otras obras de mejora de espacios realizadas en puntos que suponían inconvenientes para la conducción. Por ejemplo, en las calles San Lázaro y Nueva, donde se colocaron adoquines, debido a que la solería anterior “no era el idóneo para vehículos”, subrayó Salas. Además, el concejal anunció algunas mejoras que realizarán en la Corredera Capuchinos: Actuarán en las jardineras que hay junto a los pasos de peatones, “por la peligrosidad de la misma, que también quitan visibilidad”, afirmó.