La celebración de la Feria de Junio tiene consecuencias colaterales. Una de ellas es el estacionamiento de coches, sobre todo de noche, dentro del recinto de la estación —la imagen es del sábado de madrugada—. Ante el panorama, autobuses con escolares tuvieron que parar en la Avenida de Andalucía.