• COLABORACIÓN. <i>Rafael Cano, Ángel Vera, Cecilia Alameda, María del Mar Ponce y Custodio Cano, en la presentación del programa formativo.</i>
    COLABORACIÓN. Rafael Cano, Ángel Vera, Cecilia Alameda, María del Mar Ponce y Custodio Cano, en la presentación del programa formativo.

El programa de la Diputación “Aldeas Digitales” ya está implantado en los telecentros de Santa Ana y La Rábita, las dos pedanías mayores de Alcalá. La idea es extenderla al resto de núcleos rurales en un futuro. El proyecto pretende acabar con la brecha en cuanto a nuevas tecnologías y fomentar su utilización a través de la participación. En la iniciativa también colabora el Ayuntamiento, titular de los centros sociales. El anuncio se hizo en un acto al que asistieron la concejal de Presidencia, Cecilia Alameda; los pedáneos santanero, Rafael Cano, y rabiteño, Custodio Cano, y la dinamizadora responsable de los telecentros, María del Mar Ponce.

Alameda indicó que se busca aumentar el porcentaje de población que usa las tecnologías de la información y la comunicación y fomentar su uso fundamentalmente en colectivos con más dificultades de acceso. También elogió la labor de la dinamizadora. Hasta ahora, 110 personas han recibido servicios de acompañamiento individual y colectivo en La Rábita y Santa Ana gracias a “Aldeas Digitales”. La gestión de la red de telecentros está a cargo del Consorcio Fernando de los Ríos, con participación de la Junta de Andalucía y las ocho diputaciones provinciales de la comunidad.

En 2018 se prevé la realización de diez cursos. Versaban sobre seguridad en la red para progenitores, para jóvenes y en la compra por internet, búsqueda de empleo, una yincana digital, uso del certificado electrónico, herramientas tecnológicas para agricultores y ganaderos y trámites digitales con la administración municipal.

Ángel Vera afirmó que la Diputación creó “Aldeas Digitales” en 2017, en colaboración con el Ayuntamiento, y que, en una primera fase, se captaron usuarios. Luego se pasó a la formación con metodología propia de los centros Guadalinfo. Además, valoró la destacable participación ciudadana y de la profesional que atiende el servicio. Así, Vera subrayó la utilidad para el emprendimiento, la educación y para ayudar a colectivos como mayores, niños o jóvenes.