• <span style="text-transform:uppercase">DESORIENTADO</span><i>. Imagen del buitre leonado rescatado en Santa Elena.</i>
    DESORIENTADO. Imagen del buitre leonado rescatado en Santa Elena.

El Camping Despeñaperros, perteneciente al término municipal de Santa Elena, fue el escenario escogido por un buitre leonado para asentarse. El ave reposaba impasible sobre el tejado de una caravana aparcada en el recinto. Los agentes forestales no tardaron en intervenir. Tras presentarse en el lugar, comprobaron que el ave ya estaba en el suelo y presentaba claros signos de desorientación y desnutrición. Los propietarios del camping, en un primer momento, dieron aviso a la Guardia Civil, que rápidamente trasladó la noticia a los agentes forestales de que un buitre había caído sobre el techo de una autocaravana en el camping.

La artimaña de los agentes, que estaban dotados del material pertinente, lograron atrapar al ave con una pequeña red y, tapándole los ojos con una manta, la introdujeron en un transportín para animales. Asimismo, procedieron a enviarla al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (Crea) de Jaén, donde fue examinado y atendido debido a su estado de salud.

El gran tamaño del buitre congregó a muchos curiosos en torno al ave, que siguieron de cerca los trabajos forestales desde la aparición del buitre en lo alto de la caravana hasta que, finalmente, fue rescatado en el suelo.

A este respecto, en cuanto a la procedencia del ave, se baraja que esta pudiera venir del Parque Natural de Despeñaperros, que se encuentra junto al camping de Santa Elena. Además, las fuertes temperaturas que azotan estos días el paraje natural, pudieron influir en la desnutrición del buitre.

Aunque este animal no es considerado una especie amenazada, si está protegida en la provincia de Jaén, donde no es la primera vez que se dan casos de este tipo. El buitre leonado abandonó esta categoría porque cada vez es más el número de aves que sobre vuelan las sierras jiennenses. Esto no quita, sin embargo, que sufran percances como este, que se dan sobre todo durante los meses de verano. Tanto desnutrición como la desorientación se debe, según los agentes forestales, a las altas temperaturas que se registran en Jaén, lo que hace que estos buitres se salgan de sus costumbres habituales y acaben, como en este caso, en lugares que son del todo infrecuentables para estas aves en otras condiciones.