• DESARROLLO. <i> Francisco Reyes, José Entrena, Gabriel Amat y Antonio Sanz, durante el encuentro de trabajo con Daniel Navia.</i>
    DESARROLLO. Francisco Reyes, José Entrena, Gabriel Amat y Antonio Sanz, durante el encuentro de trabajo con Daniel Navia.

La importancia que el proyecto de la línea eléctrica de Andalucía oriental tiene para el desarrollo de las provincias de Jaén, Granada y Almería quedó reflejado en el encuentro de trabajo mantenido, ayer, entre los presidentes de las tres diputaciones y representantes del Gobierno de España. En concreto, el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, junto con Antonio Sanz, delegado del Gobierno en Andalucía, se reunió con Francisco Reyes, José Entrena y Gabriel Amat —dirigentes provinciales de Jaén, Granada y Almería, respectivamente— para analizar en qué estado se encuentra, en la actualidad, el eje Caparacena-Baza-La Ribina. El objetivo de este acercamiento fue tratar de acelerar la ejecución de la citada infraestructura.

“El secretario de Estado de Energía se ha comprometido a contactar con Red Eléctrica de España, pero el proyecto va a estar condicionado a que los promotores estén dispuestos a pagar las tasas correspondientes para que esta línea se ponga en marcha”, indicó Francisco Reyes. Y es que el Gobierno central tendrá que remitir ahora a las diputaciones de Jaén, Granada y Almería un informe que le solicitará a Red Eléctrica de España sobre cuáles son las condiciones que se exigen para poner en marcha la línea, qué demanda es necesaria y cuáles son las garantías que Red Eléctrica exige a los promotores de la utilización de la línea, con vistas a la ejecución de la misma.

“Vamos a esperar a que nos llegue esta documentación del Ministerio, que se ha comprometido a hacernos llegar a través de la Delegación del Gobierno de Andalucía, una información con la que nos vamos a sentar con el clúster de energías renovables para ver en qué situación se encuentra el proyecto”, explicó Reyes. En este sentido, Reyes señaló la necesidad de que esta documentación llegue cuanto antes pues así se podrán iniciar conversaciones con los promotores “para ver en qué situación se encuentran de acuerdo con los datos que facilite el Ministerio y ver, de esta forma, si es posible que, lo antes posible, esta línea se ejecute”. “La declaración de impacto ambiental del tramo Caparacena-Baza cumple a finales de 2019, por lo tanto, si no avanzamos en la ejecución de la línea, puede que los pasos que se han dado se queden atrás y el proyecto no se inicie”, manifestó el presidente de la Diputación Provincial de Jaén.

Así, según informó la Delegación del Gobierno en Andalucía, la reunión mantenida con las tres diputaciones sirvió para informar a sus representantes de que la línea eléctrica de Caparacena-Baza-La Ribina está actualmente recogida en la Planificación Eléctrica. Esta inclusión en la planificación permite continuar su tramitación, lo cual corresponde a Red Eléctrica. Eso sí, a la vista de los plazos necesarios para la tramitación y posterior construcción de la línea eléctrica, “no es realista considerar una puesta en marcha antes de 2020”, indican los representantes del Ejecutivo. Mientras tanto, “están en tramitación varios refuerzos de la red en esta zona que garantizan de forma suficiente la seguridad del suministro”.

A este respecto, durante la reunión se recordó que las actuales subastas de las renovables exigen la puesta en servicio antes del fin de 2019, fecha en la que sería “imposible” construir la línea que se pretende. Sin embargo, el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, señaló que los proyectos renovables existentes en el área de influencia de las tres provincial orientales podrán ser incorporados en el futuro.