• CONSUMO. <i>Hilera de aires acondicionados en un edificio jiennense.</i>
    CONSUMO. Hilera de aires acondicionados en un edificio jiennense.

Es mentira que las familias que más apuros pasan son las que se las “ingenian” para “trucar” contadores o realizar triquiñuelas que les permitan consumir energía sin que quede marcada y, consecuentemente, no pagarla. Endesa acaba de publicar un informe demoledor que revela que solo el 1% de las personas de la provincia que tiene problemas para pagar la energía realiza “engaños”. Los pobres, generalmente, miran más por el ventilador y por el brasero y muchos se acogen al bono social que existe. De ahí que este estudio concluye que la mayoría del fraude que se comete con la electricidad en Jaén está en mano de empresas y grandes consumidores. Algunos negocios con importante volumen y familias con mucha potencia contratada y calefacciones y aires acondicionados de gran potencia en sus hogares son los que más energía consumen sin pagar. Y, curiosamente, al final, el engaño que cometen repercute en el resto, ya que el precio del kilowatio se tiene que incrementar.

Endesa detectó 2.117 casos de fraude eléctrico durante el pasado año frente a los 1.217 del ejercicio anterior. Representa un incremento del 73,95%. De hecho, detectó el consumo de 16.990.378 kilowatios que llegaron a los enchufes y se consumieron sin pagar un solo céntimo. No obstante, este incremento de los casos detectados no está derivado de un auge del fraude, sino de los sistemas de control de la compañía. Las nuevas aplicaciones, las revisiones y, sobre todo, la instalación de los contadores inteligentes les lleva a encontrar, con mucha más rapidez y eficacia, a los jiennenses que usan energía “por el morro”. El 80% suele ser empresas y el 20% familias que consumen mucho.