• <span style="text-transform:uppercase">AUTORIZACIONES</span><i>. Trasiego en el Negociado de Transportes del Ayuntamiento, donde se entregan los permisos de la zona peatonal. </i>
    AUTORIZACIONES. Trasiego en el Negociado de Transportes del Ayuntamiento, donde se entregan los permisos de la zona peatonal.

El Negociado de Transportes, en la Carrera de Jesús, tiene una enorme actividad estos días que no cesará, al menos, hasta el próximo 26 de febrero. Por la oficina del Ayuntamiento comienzan a desfilar todos aquellos que tendrán permiso para circular con el coche, por la nueva área peatonal habilitada por la Administración local en la zona antigua y comercial de la ciudad. Tomás Méndez Cárdenas, jefe del negociado, explica que, con la idea de que todas las autorizaciones estén en manos de sus titulares dentro de dos semanas, se los cita en turnos de cien por día, con unas 48 horas de adelanto. Son documentos oficiales, firmados por responsables municipales, para que no sean falsificados y tengan validez legal, y estarán en manos, aproximadamente, de unas tres personas físicas y jurídicas, puesto que también obran en poder de empresas.

La entrega comenzó a finales de la semana pasada y, como explica Méndez, la inmensa mayoría de los ciudadanos que tienen que pasar por este trámite lo hacen de buena gana. La clave es que se trata de recoger cualquier casuística, merced a un estudio de cada uno de los solicitantes, desde aquellos que piden permiso para llegar con su coche a casa de su madre anciana a los que tienen que ir a trabajar, sin dejar de lado a los propietarios de cocheras con decenas de plazas, que se alquilan. “A partir del día 26, salvo casos extraordinarios, nadie tiene que tener problemas para acceder por motivos justificados, siempre que lo haya acreditado debidamente, como ocurre en el 99% de los casos”, argumenta. El concejal de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes, Juan Carlos Ruiz, recuerda que los agentes de la Policía Local, aún no se centran en sancionar a los posibles infractores que incumplan las nuevas limitaciones, sino que se dedican, sobre todo, a informar a aquellos que aún no están al tanto de los cambios introducidos.

El objetivo del responsable municipal es evitar cualquier tipo de duda en esta fase de “adaptación” que comenzó el pasado 26 de noviembre y que se prolongará a lo largo de tres meses. El quid de la cuestión es lograr que, cuando llegue el último día de este periodo, estén todos los permisos repartidos. En el Negociado de Transportes trabajan con ese escenario, confiados en lograrlo o, como mucho, si no hubiera más remedio, prolongarlo lo indispensable. A consecuencia del incremento de la actividad en las oficinas, también aumentan las horas de trabajo del personal, con el refuerzo por las tardes. Existen tres zonas en el área peatonal A, B y C, esta última dividida en C1 y C2. La bautizada como A+C2 está delimitada por las calles Ramón y Cajal, Ejido Alcantarilla, Fuente de Don Diego, Adarves Bajos, Puerta del Ángel, Teodoro Calvache, Ignacio Figueroa y Bernabé Soriano. En la B + C1 entran también las que están dentro del perímetro que conforman Bernabé Soriano, Ignacio Figueroa, Teodoro Calvache, Vergara, Virgen de la Capilla, Rastro, Madre Soledad Torres Acosta, Doctor Eduardo Arroyo, Álamos y Plaza de San Francisco. También se establece un área que se denomina D, que incluye Paseo de la Estación, Antón de Cuéllar, Navas de Tolosa y Batalla de Bailén. Las restricciones comienzan en el Paseo de la Estación, en las esquinas de Arquitecto Berges y Cid Campeador.