• <span style="text-transform:uppercase">VÍA.</span><i> Imagen de Google Maps de la calle Picual y detalle de los socavones existentes. </i>
    VÍA. Imagen de Google Maps de la calle Picual y detalle de los socavones existentes.

Los vecinos de La Manseguilla contratarán una empresa para que asfalte la entrada de entrada al barrio, la calle Picual, hartos, como dicen, “de pinchar y romperse los bajos de los coches”. La presidenta de la Federación de Asociaciones Vecinales Objetivos Comunes (OCO), Josefa Alcántara, recuerda que el Ayuntamiento les prometió el arreglo hace ya como 6 meses en una visita de la junta directiva a la sede municipal, en la que mantuvieron una reunión con el equipo de Gobierno.

En La Manseguilla tienen, sobre todo, dos problemas. Por un lado, los socavones de la calle Picual, algo que trae de cabeza a los vecinos del barrio, ya que, como, en varias ocasiones, ha explicado el presidente de la asociación de vecinos, Juan Francisco Molina, “se han pinchado varias ruedas por este motivo”. A ello, hay que sumar que los habitantes de la zona echan de menos el servicio de recogida de basura, que aún no pasa por La Manseguilla. En agosto registraron una serie de escritos formulando una petición para solucionar estos problemas. La situación “alegal” de La Manseguilla, que está en Suelo Urbano No Consolidado (SUNC), hace difícil que puedan tener el servicio de recogida de basura.

Los de esta zona residencial no son los únicos ciudadanos jiennenses que, ante la falta de respuesta de la Administración local, optan por “tomarse la justicia por su mano”. En la calle Sedeño, los propios vecinos compraron un camión de arena y lo echaron en los agujeros abiertos por las obras de mejora de la vía, que puso en marcha el Gobierno local en agosto, con el principal objetivo de intentar evitar, en la medida de lo posible, que los roedores campen a sus anchas por el barrio, además de los malos olores, puesto que las tuberías se encuentran al descubierto. Incluso se han constatado problemas en algunas viviendas a consecuencia del levantamiento de la calles, como denunció el presidente de la Asociación del Pilar del Arrabalejo, como es el descolgamiento de la puerta de una cochera.