El otro visita regularmente lugares paradisiacos y en su mesa hay manjares que jamas conocerás. Pero es lo de menos. El socialismo clásico ha muerto. La solidaridad y el principio igualitario son ensoñaciones poéticas que mantienen pobres ilusos. Porque ¡entérate, amigo! ellos tienen mucho más. Si enfermas del hígado, el responsable de área evaluará si conviene aplicar los específicos indicados para tu curación, o si, por el contrario, atendiendo a tus circunstancias y a la coyuntura económica, es más aconsejable dejar que la naturaleza obre en ti libremente. Por supuesto que hay órganos, claro que sí, hay hígados, riñones y muchos otros, que se cultivan secretamente para ser transplantados cuando la situación lo requiera. Hay legiones de ellos. Saben que fueron engendrados y viven para generar órganos con destino al transplante. Y se sacrifican gustosos. ¡Olvídate! No seremos receptores. Nos queda el placer de hablar ¿Acaso no es grande? ¡Hablar! El Verbo según la Biblia ¡Comunicar sensaciones, sentimientos! Es “el ser” uno mismo frente al otro .... Pero ¿qué te ocurre, amigo? ¿no me escuchas? ¿por qué me miras así? ¡soy yo!