Que no es tan difícil. Que en otros lugares veo yo que evolucionan, que se hacen cosas, que mejoran, y ¿por qué aquí no va a poder ser igual? Lo que sucede en Jaén, no creo que ocurra en ningún otro lugar. Desde los 90 se habla de la creación de una Ciudad de la Justicia que veintitantos años después, no tiene colocada ni una sola piedra. Tenemos unas instalaciones deportivas penosas, con un pabellón de deportes viejo, pequeño y que no cumple las condiciones exigidas para albergar competiciones de nivel, un estadio de fútbol que, al poco de construirlo, ya mostraba importantes deficiencias que con los años se han ido incrementando, millones gastados en un parque acuático que jamás se ejecutó, un tranvía parado desde no sé cuando, unas comunicaciones malísimas que nos tienen aislados y que sí tienen otras ciudades más pequeñas que la nuestra, dos maravillas como Jabalcuz y Los Cañones esperando una rehabilitación que nunca llega, una Ciudad Sanitaria que sólo existe en campaña electoral, unos barrios con potencial turístico, como La Magdalena o La Judería, pero abandonados por los que nos gobiernan y así podría seguir hasta no parar. De verdad que es difícil hacerlo tan mal. No nos merecemos a esta gente que está machacando a los jiennenses que poco a poco vamos a acabar creyendo que, verdaderamente, somos el culo de España, si es que no lo somos ya.