Hoy es el Día Internacional de la Lengua Materna, proclamado por la Conferencia General de la Unesco en noviembre de 1999. La educación y la información en la lengua materna son esenciales para mejorar el aprendizaje y fomentar la confianza y la autoestima, para una enseñanza y educación de calidad. Pues hoy, 21 de febrero, es imposible estudiar en toda España en español, hay escolares que no pueden aprender en su lengua materna. Y todo porque hay políticos que usan la Lengua (sistema de comunicación, según la define el diccionario de la idem) como herramienta política de discriminación y adoctrinamiento. Y suma y sigue. En otra parte del país decretan la obligación, que no el mérito, de acreditar, ni siquiera dominar, el Catalán para trabajar o promocionar en la sanidad. Seguramente los votantes prefieran que la preparación del doctor se vuelque en conocimientos profesionales por encima de que deba atenderlos en otro idioma oficial. A este paso Jaén se podría llenar de profesionales no catalanohablantes, junto a empresas huidas de tanto rufián y charnego renegado de sus raíces. Falta educación y sentido común entre muchos dirigentes.