• COMITÉ DE EMPRESA.<i> Un grupo en representación de los trabajadores de Urbaser acuden a la celebración del pleno para seguir de cerca el desarrollo de la moción.</i>
    COMITÉ DE EMPRESA. Un grupo en representación de los trabajadores de Urbaser acuden a la celebración del pleno para seguir de cerca el desarrollo de la moción.

Los trabajadores de Urbaser deben esperar, por un lado, al informe del secretario general del Ayuntamiento y, por otro, a una sentencia judicial por una denuncia que interpuso el comité de empresa a causa de una bajada de sueldo a los trabajadores. Así lo analizó el pleno, donde no se pudo dar luz verde a la moción de Ciudadanos (Cs), que solicitaba al equipo de Gobierno la recuperación de las condiciones laborales de los trabajadores de la empresa. En este sentido, se armó un fuerte debate sobre las cartas que podía tomar el Ayuntamiento, o no, en todo este asunto. Finalmente, el secretario aconsejó dejar el tema sobre la mesa a expensas de una sentencia judicial y del informe que él mismo tiene que elaborar. “En breve, antes de que acabe el mes, tenemos que tomar una determinación sobre esto”, dijo Juan Fernández, alcalde de Linares.

Así, un grupo de trabajadores de Urbaser que asistió al pleno vieron cómo su esperanza caía en saco roto. A pesar de que toda la Corporación Municipal aprobó la urgencia para tratar el asunto, fue tarea imposible llegar a buen puerto. En esta línea, Salvador Hervás, portavoz de Cs, dijo: “Según las cuentas, Urbaser debe pagar a sus trabajadores una suma que supera los 2.800.000 euros. Sin embargo, en el informe del Ayuntamiento, existe un desfase, ya que se les pagó 2.700.000 euros”, apuntó Hervás durante el pleno, a la vez que subrayó: “El dinero tiene que estar en el bolsillo de todos los trabajadores y no en las arcas del Ayuntamiento”. A este respecto, el edil no adscrito Antonio Delgado sembró algo de polémica, que se notó en la bancada del público por las quejas de los trabajadores. “Es un tema complicado de tratar por los tejemanejes que se hacen desde hace años en la empresa. Esto tiene mucho debate interno”, aseguró el concejal, que no dudó ni un solo instante en preguntar: “¿Por qué hay trabajadores que cobran como un ministro?”. Unas palabras que, lejos de provocar otra cosa, despertaron la indignación de los empleados de Urbaser, que fueron apercibidos por agentes de Policía Local. Las aguas llegaron, en parte, a su cauce con la intervención de Juan Fernández, que asumió como imposible tratar el tema en el pleno. “La moción no se puede aprobar, pero sí la intención de favorecer a los proponentes. No obstante, esto debe dejarse sobre la mesa”, afirmó, al mismo tiempo que hizo hincapié en que la intención es “velar por los más débiles”. Eso sí, “siendo legales y no metiendo la pata”.

En definitiva, lo único que se aprobó fue el siguiente acuerdo: “El pleno del Ayuntamiento manifiesta su apoyo con el fin de que todos los trabajadores puedan recuperar la masa salarial estipulada en el pliego de condiciones supeditándonos a la ley”. De esta manera, los empleados deben esperar para conocer cómo evolucionarán las condiciones que denuncian ante el Ayuntamiento, aunque será antes de que pase el mes.