• ATENTOS. <i>Felipe López, Javier Tortosa, Ana Cobo, Joaquín Robles, Francisco Reyes, Daniel Campos y Juan Fernández.</i>
    ATENTOS. Felipe López, Javier Tortosa, Ana Cobo, Joaquín Robles, Francisco Reyes, Daniel Campos y Juan Fernández.

La recta final de las obras del ramal ferroviario que unirá el Parque Empresarial de Santana con Vadollano ya está aquí. La Junta de Andalucía anuncia que se comenzaron a colocar los carriles de vía en la plataforma. En este sentido, el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, visitó ayer los trabajos que se realizan en el entorno, que están enfocados al transporte por tren de mercancías entre el parque industrial y la red ferroviaria estatal y que, ahora mismo, se encuentra a un nivel de ejecución del 90%.

López hizo hincapié en que esta infraestructura ferroviaria “refleja el cumplimiento del compromiso del Gobierno andaluz con Linares y Jaén y supondrá una oportunidad para el desarrollo económico, el empleo y la competitividad empresarial”. Además, no se fue sin destacar: “Esto conferirá un impulso para el desarrollo logístico de Linares, aprovechando la ubicación estratégica de la provincia en la línea Algeciras-Madrid-París”. Al mismo tiempo, avanzó que ya se iniciaron los trabajos en la próxima conexión de este ramal con la red ferroviaria estatal, así como en la penetración de la vía en el Parque Empresarial de Santana.

El futuro ramal para el transporte férreo de mercancías consta de una longitud de 6,5 kilómetros, que se inicia en Santana y concluye en la Estación de Ferrocarril de Vadollano, si bien su tramo final, dentro de la zona de ADIF, titular de la estación, así como su adaptación mediante el cambio de enclavamientos locales de la línea férrea estatal, será objeto de otra licitación. Las obras actuales, que concluyen justo en el vallado de ADIF que rodea el perímetro de la Estación de Vadollano, tienen un presupuesto vigente superior a los 22,6 millones de euros.

Esta infraestructura ferroviaria, cuya ejecución se reanudó el pasado mes de abril, consta, a lo largo de su traza, de una vía única sin electrificar, pero de ancho mixto, gracias a las traviesas ya instaladas, que permitirán que circulen tanto locomotoras de ancho convencional como de internacional o estándar (UIC), que es el que garantiza la interoperabilidad con el resto de países de la Unión Europea donde predomina este ancho de vía.

Desde que las obras se reactivaron en abril, la empresa constructora —UTE Vadollano— vino desarrollando todas las tareas previas a la instalación de la vía, como la extensión de la capa de balasto, colocación de todas las traviesas, suministro de los carriles de vía y soldadura de los mismos, ya que dispone de barras de 18 metros de longitud que, una vez acopiadas, se fueron soldando hasta formar tramos de carril de 270 metros de largo. Actualmente, ya hay más de 350 metros de carril de vía colocados que, en los próximos meses, deberá completarse hasta los 6.500 metros. Los carriles de vía fueron fabricados en un centro de producción de Espeluy.

Las obras actuales, que incluyen tanto la ejecución de infraestructura como la superestructura de vía, concluirán a finales del presente año, pero la Consejería de Fomento y Vivienda trabaja ya en la redacción del proyecto constructivo para el tramo final de conexión con la Estación de Vadollano.