• NUEVAS TECNOLOGÍAS. <i>La delegada de Innovación, María Paz del Moral, se interesa por los usuarios de “Los Sauces”. </i>
    NUEVAS TECNOLOGÍAS. La delegada de Innovación, María Paz del Moral, se interesa por los usuarios de “Los Sauces”.

La brecha digital, que separa a los “analfabetos” de las nuevas tecnologías de los que sí están en la ola de estos avances, es cada vez más pequeña gracias, según la delegada de Innovación, María Paz del Moral, a la “decidida apuesta” de la Junta de Andalucía por los Centros de Acceso Público a Internet (CAPI). Así lo manifestó durante su visita a la Asociación de Vecinos Los Sauces, donde comprobó el “magnífico trabajo” que desarrolla este colectivo vecinal que, desde que recibiera la subvención de la Administración autonómica para la puesta en marcha del centro, realizaron un total de 36 actividades diferentes que implicaron a más de 230 personas. Estos datos fueron arrojados por la propia asociación vecinal y que, para la delegada, son absolutamente “abrumadores y dan cuenta del trabajo que se hace en este centro”. “Las administraciones hacemos lo más fácil, que es echar una mano en lo económico, pero ellos hacen el trabajo más complicado con un compromiso excepcional, una ilusión grandísima y dando todo de sí mismos”, puntualizó del Moral al mismo tiempo que dio la “más sincera enhorabuena” tanto al presidente de la comunidad de vecinos como a la dinamizadora por su “encomiable labor” al frente de la formación sobre nuevas tecnologías e internet en “Los Sauces”.

A este respecto, la delegada de Innovación hizo hincapié en que el “compromiso” del Gobierno andaluz con este tipo de centros no va a desaparecer. “Tenemos una apuesta clara y muchos programas encima de la mesa”, dijo del Moral, conocedora de las “ganas de trabajar” de la asociación por los vecinos de la barriada. Así, destacó que el centro abrió sus puertas en Linares, de nuevo, el 1 de marzo, y desde entonces es “sobresaliente” el amplio catálogo de actividades que allí se desarrollan. Sobre la continuidad de este tipo de centros, la responsable de Innovación afirmó: “Estoy segura de ello porque hay una apuesta clara de la Junta de Andalucía de dotar de herramientas, en este caso tecnológicas, a toda la población”.

De este modo, Del Moral se retrotrajo mucho tiempo atrás, cuando una gran parte de la ciudadanía española “tenía problemas de analfabetismo”. Un socavón al que se puso remedio. Ahora, algo parecido es lo que intenta hacer la Junta con la denominada brecha digital, que hace referencia a la diferencia de conocimientos en cuanto a las nuevas tecnologías y que separa la población en dos grandes generaciones. “Hace unos años, empezaron a funcionar los Centros Públicos de Acceso a Internet con ese objetivo, la alfabetización de la ciudadanía para terminar con la posible brecha digital que exista”, indicó la delegada acerca de una iniciativa que persigue que todo el mundo, en igualdad de condiciones, y de cualquier lugar, pueda acceder a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Todo ello, para el Gobierno andaluz es de suma importancia en lo que se refiere a la formación, sobre todo de los mayores, en una materia en la que se han quedado atrás por culpa del veloz avance de internet.

Por este motivo, Del Moral visitó las instalaciones de la Asociación de Vecinos Los Sauces, donde “controló” el trabajo que se está haciendo, al mismo tiempo que lo “puso en valor”. Así, decenas de personas mayores se sientan casi a diario delante de los ordenadores para aprender a manejar las distintas herramientas y descubrir el abanico de posibilidades que les ofrece internet, tanto para comunicarse como para mantenerse informado. De este modo, la delegada de Innovación concluyó una visita en la que estuvo acompañada por el presidente de la asociación vecinal, José Ruiz, y la concejal responsable de Educación y Cultura, Macarena García, a la que agradeció el apoyo mostrado por parte de la Administración local. En esa línea, del Moral puso de manifiesto la apuesta “firma y decidida” de la Junta de Andalucía por este tipo de centros, que tras una serie de problemas económicos, vuelven a situarse en la vanguardia de la lucha contra la gran brecha digital.