• ADIÓS. <i>La exconcejal de Igualdad y Recursos Humanos, Carmen Domínguez.</i>
    ADIÓS. La exconcejal de Igualdad y Recursos Humanos, Carmen Domínguez.

Carmen Domínguez, hasta ahora responsable municipal de Igualdad y Recursos Humanos, tomó la decisión de entregar su acta de concejal. De esta forma, se desvincula del resto de sus compañeros, que optaron por abandonar sus delegaciones. “Dimito porque, a pesar de que respeto la resolución de la Ejecutiva Federal, no la comparto”, puntualizó Domínguez.

“No estoy de acuerdo con el procedimiento que se ha seguido, ni con los acuerdos adoptados, ni mucho menos con la situación a la que se ha llegado”, afirmó la exconcejal, acerca de un motivo más que suficiente para dejar su cargo.

“Creo que es lo lógico, ya he presentado la dimisión a mi alcalde”, confirmó Domínguez, sobre una decisión que tomó, según dijo, sin informar al Partido Socialista (PSOE). “Solo se lo he comunicado a mi alcalde”, incidió. Asimismo, considera que es lo más “consecuente” que podía hacer. “Me encuentro en medio de un fuego cruzado”, lamentó la exedil. En esta línea, Domínguez agradeció a “su” alcalde, Juan Fernández, la confianza depositada en ella y aseguró que está a disposición de sus compañeros, tanto del partido como del resto de la Corporación Municipal, para lo que necesiten.

“No me siento identificada con los procedimientos que se han seguido con el expediente”, recalcó. Motivo que le hace dimitir de su cargo como concejal de Igualdad y Recursos Humanos. De esta manera, casi entre lágrimas, agradeció a todos y cada uno de los trabajadores que, junto a ella, han luchado por la igualdad en Linares.

“No sé si habremos conseguido cosas, pero para mi es una satisfacción ver en las manifestaciones feministas a jóvenes que pasaron por talleres municipales sobre igualdad”, dijo con lástima.

Asimismo, puso de relieve las dificultades con las que se ha encontrado en el mundo de la política. “No es fácil ser mujer, madre y dedicarse a esto”, subrayó. En esta línea, se reiteró en su agradecimiento al alcalde de Linares y, a modo de recordatorio, se puso nostálgica para hablar de todas las veces que el carácter vehemente de ambos les llevó a discutir por diferentes asuntos. Así, se mostró satisfecha de sus años en el Ayuntamiento e hizo hincapié en que no se trata de un adiós, sino que “solo es un hasta pronto”. Las diferencias y la escisión en el seno del Partido Socialista acaban con siete concejales que abandonan sus delegaciones, un alcalde expulsado del partido y con el único apoyo de Joaquín Robles, su concejal de confianza. Ahora, es Carmen Domínguez la que decide que camino más “coherente” para ella es dejar su cargo como concejal.