|
08/05/2017

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Linares a un hombre que, presuntamente propinó una paliza a su perro cuyas lesiones le provocaron la muerte. Los vecinos del edificio habían estado escuchando durante toda la tarde fuertes golpes y ruidos, así como los gemidos del animal. Finalmente, Blade encontró la muerte a los once meses de vida tras recibir una brutal paliza y ser arrojado por el balcón del domicilio del arrestado.

Una patrulla de Seguridad Ciudadana atendiendo una llamada a la Sala Operativa del 091, encontró en la vía pública a un canino que, según los testigos había sido lanzado al vacío desde un balcón. Según los testimonios recogidos por los agentes, durante toda la tarde se escucharon ruidos y fuertes golpes unidos a aullidos y gemidos de un perro como si le estuviesen dando una paliza. Posteriormente se escuchó un fuerte golpe y un grito de una mujer que vio cómo el animal era lanzado desde uno de los balcones del edificio, impactando en la vía pública, permaneciendo inerte y agonizando.

Según manifestaciones de diferentes testigos, una vez sucedidos los hechos se hizo el silencio, apangándose las luces del domicilio desde el que, supuestamente, fue arrojado el animal.

Recabada la amplia información del hecho, los agentes se dirigieron al domicilio del presunto autor, quien les manifestó que llevaba toda la tarde maltratándolo y que tuvo que pegarle y sacarle al balcón, procediendo a su detención por la presunta comisión de un delito de maltrato animal.