• <span style="text-transform:uppercase">DETENCIÓN</span><i>. Vista de las instalaciones de la Comisaría de Policía Nacional de Linares.</i>
    DETENCIÓN. Vista de las instalaciones de la Comisaría de Policía Nacional de Linares.

La Policía Nacional detuvo a una mujer que presuntamente estafó, se apropió de dinero y usurpó la identidad de su sobrina para, supuestamente, beneficiarse de la pensión que cobraba, así como del importe total de unas becas que la víctima desconocía que le habían concedido y que ella jamás solicitó.

La joven, al perder a su madre y por desavenencias con su padre, pidió auxilio a su tía, ya que carecía de lugar donde vivir. Esta, al constatar que era beneficiaria de una pensión de orfandad, le exigió un cambio de cuenta corriente y que la nombrara autorizada con el fin de administrar los fondos, alegando que, de esa manera, no podría gastarlos en “cosas banales”, no facilitando jamás documentación alguna a su sobrina.

La arrestada, presuntamente, falsificó la documentación exigida para solicitar becas de estudio, supuestamente haciéndose pasar por la víctima, llegando a retirar de la cuenta corriente unos 11.000 euros para beneficio propio.

Llegado el mes de julio del pasado año, la joven comunicó a su tía la necesidad de una vacuna para la prevención del cáncer de útero, valorada en 160 euros, ya que su madre había fallecido por esta causa, alegándole en todas sus peticiones que no había dinero y que tenía que esperar un tiempo.

Ante las reiteradas negativas para facilitarle el dinero que le demandaba para su vacuna, la víctima se desplazó hacia la ciudad de Linares, donde visitó diversas entidades financieras hasta conseguir verificar que, en una de ellas, había una cuenta corriente de la que era titular y que arrojaba un saldo de poco más de 38 euros, constatando que los ingresos correspondientes a su pensión de orfandad, unos 550 euros, eran extraídos al día siguiente del ingreso o en los primeros días del mes casi en su totalidad por parte de su tía. Por otra parte, comprobó una serie de ingresos correspondientes a becas que nunca había solicitado y que habían sido extraídos de la misma cuenta.

Junto al testimonio de la víctima y las pruebas analizadas por los investigadores, se logró descubrir que la arrestada, desde el año 2013, había extraído más de 31.000 euros de las prestaciones por orfandad con las que su madre fallecida la había beneficiado. Según fuentes de la Policía Nacional, la detenida falsificó la firma de su sobrina con la finalidad de solicitar las becas a los diferentes organismos competentes.