• 5 DE JUNIO. <i>Rosa Cárdenas, la teniente de alcalde, abandona el Juzgado de Instrucción número 2 tras prestar declaración.</i>
    5 DE JUNIO. Rosa Cárdenas, la teniente de alcalde, abandona el Juzgado de Instrucción número 2 tras prestar declaración.
|
06/09/2018

En febrero de 2017, el Ayuntamiento de Jaén pagó 206.000 euros a una de las empresas vinculadas a José M. A., el empresario de Ciudad Real al que la Guardia Civil otorga un papel clave en el caso de las fuentes. Los investigadores consideran que fue el encargado de “interceder o intermediar entre los responsables políticos del Ayuntamiento de Jaén y la empresa Matinsreg, que se designó ‘de facto’ para la prestación del servicios”. Hay indicios de que esa sociedad, con sede en Zamora, saqueó 3,6 millones de euros de dinero público con facturas infladas o falsas en el mantenimiento de las fuentes ornamentales. Como publicó este periódico en su edición de ayer, a los agentes del Instituto Armado les llamó la atención de forma especial ese pago de 206.000 euros. De hecho, instaron al juez Valdivia, que lleva la instrucción de la causa, para que pida explicaciones al Ayuntamiento sobre los motivos que originaron ese ingreso a una de las empresas de José M. A. “Que aporte todos los datos que obren en su poder relativos a ese pago, haciendo especial hincapié en los motivos, los negocios jurídicos y la prestación de servicios”, aseguraba, literalmente, el oficio de la Policía Judicial de la Comandancia, al que ha tenido acceso Diario JAÉN.

Fuentes municipales no niegan el ingreso efectuado a la sociedad Merino&Fernández Consultoría Técnica de Calidad, cuyo administrador único es el empresario considerado “conseguidor” de la trama. No obstante, niegan que ese pago se deba a la prestación de servicios. Aseguran que se debió a una sentencia judicial “sobre intereses de demora generados” y derivados de una sentencia anterior por la deuda contraída con esa sociedad. “El Juzgado obligó a hacer frente a esa cantidad”, añaden las mismas fuentes.

Hay que recordar que José M. A. admitió ante el magistrado Valdivia haber cobrado una comisión por hacer la función de mediación entre el Ayuntamiento y la empresa Matinsreg. Reconoció que se llevaba el 10 por ciento de todo lo que la sociedad zamorana facturara al Ayuntamiento. Según su versión, tendría que haber cobrado unos 400.000 euros. Sin embargo, la documentación recogida en el procedimiento judicial demuestra que llegó a percibir tres veces más, es decir, unos 1,2 millones de euros.

¿Cómo recibía el dinero? El procedimiento se describe en el informe de la Guardia Civil y en los autos firmados por el juez Antonio Valdivia: Matinsreg hacía cesiones de crédito a favor de las empresas vinculadas a José M. A. o a sus familiares —su hija y su yerno también están imputados en la causa—. Para los investigadores, son créditos ilícitamente obtenidos, ya que se obtuvieron presentando facturas infladas o directamente falsas, tal y como se desprende de la investigación.

No obstante, la delicada situación económica del Ayuntamiento de Jaén hizo que no pudiera hacer frente a los proveedores, entre los que se encontraba “Matinsreg y sus sociedades satélites”. Tuvieron que acogerse al plan especial de pago para poder cobrar. Debido a esa demora, se generaron intereses, que también fueron reclamados por estas mercantiles en los tribunales. Demandas que acabaron ganando. El Ayuntamiento explica que la transferencia de 206.000 euros efectuada en febrero de 2017 a una de las empresas de José M. A. obedece a una de esas sentencias judiciales. Son las explicaciones que dará al juez del caso.

Mientras tanto, la Guardia Civil prosigue con la investigación patrimonial, es decir, rastrea el destino de los casi 4 millones de euros facturados por Matinsreg en poco más de un año por el mantenimiento de las fuentes ornamentales. Una cantidad que supone diez veces más de lo que cobraba su antecesora por el mismo servicio. Los investigadores han solicitado a diversas entidades financieras información sobre los movimientos económicos.