• PESQUISAS. <i>Una de las naves del polígono Nuevo Jaén que ha sido asaltada en las últimas semanas.</i>
    PESQUISAS. Una de las naves del polígono Nuevo Jaén que ha sido asaltada en las últimas semanas.

La Policía Nacional mantiene abierta una investigación para tratar de echar el lazo a una banda de ladrones que, en el último mes, ha desvalijado al menos cuatro naves en el polígono Nuevo Jaén. Todos los asaltos tienen un denominador común: los delincuentes buscaban la caja fuerte de la empresa, según explican fuentes cercanas al caso. De momento, las pesquisas de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta están estancadas. Se están analizando cámaras de seguridad en busca de alguna pista que permita identificar a los autores.

Uno de los primeros robos se produjo en la madrugada del 27 de mayo. Los delincuentes hicieron un butrón en la puerta trasera de una nave, ubicada en la calle Beatriz Núñez. Al parecer, previamente, habían logrado desactivar los sistemas de alarma, que no llegaron a sonar. Eso permitió a los ladrones trabajar con tranquilidad en el interior de las instalaciones. Registraron todas las dependencias hasta llegar a una habitación cuya puerta estaba cerrada con llave. No se anduvieron con chiquitas. Literalmente, arrancaron el marco y accedieron al interior, donde estaba oculta la caja fuerte de gran tamaño. “La abrieron como una lata de conservas”, dicen las fuentes consultadas. Pudieron utilizar una lanza térmica para ello, según las primeras indagaciones. No ha trascendido la cantidad de dinero en metálico que se llevaron los ladrones.

Días después, se produjo un nuevo robo en otra nave, ubicada en la misma calle del polígono Nuevo Jaén. En este caso, tampoco sonó la alarma. Los ladrones reventaron a golpes el cristal de seguridad que protegía una de las ventanas. Tuvieron que emplearse a fondo, porque tenía un grosor importante. Una vez dentro, se fueron “directos” a por la caja de caudales. La abrieron sin muchos problemas y consiguieron una pequeña cantidad de dinero, ya que esa empresa apenas guarda efectivo en sus instalaciones. Eso sí, los destrozos ocasionados en el edificio fueron importantes.

La Policía sospecha que los robos tienen la misma firma: un grupo itinerante desplazado expresamente a la capital jiennense y especializado en este tipo de asaltos. Tienen conocimientos para anular los sistemas de seguridad y disponen de los medios materiales necesarios para reventar las cajas fuertes en poco tiempo. De momento, las investigaciones de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) están en un estado embrionario. Fuentes cercanas al caso explican que apenas hay avances significativos que permitan identificar, por el momento, a los miembros de la banda de las cajas fuertes.