• IMPRESIONANTE. <i>La tormenta descargó mucha agua en poco tiempo en la capital, tal y como muestra esta imagen tomada en Vaciacostales.</i>
    IMPRESIONANTE. La tormenta descargó mucha agua en poco tiempo en la capital, tal y como muestra esta imagen tomada en Vaciacostales.

Una impresionante tromba de agua puso en jaque a la provincia durante la tarde noche de ayer. El Servicio de Emergencias 112 informa de que la Guardia Civil tuvo que rescatar a dos personas que quedaron atrapadas en un turismo en Úbeda. Ocurrió en la carretera JA-5106. Ellas mismas fueron las que pidieron ayuda al ver que su coche era arrastrado por la corriente. Además, a escasos kilómetros, ocurrió mismo. En este caso, fue un hombre el que pidió auxilio desde la JA-6105, en el término municipal de Peal de Becerro. Señalaba que un enorme torrente de agua se llevaba el automóvil que conducía. En este caso, fueron los Bomberos de Cazorla los que acudieron para auxiliarlo. No obstante, requirió traslado a un centro sanitario.

Mientras, los servicios de emergencia se emplearon a fondo en la capital. Comenzó a llover a las ocho y media de la tarde y, al cierre de esta edición —a las once y media de la noche— todavía caía agua. El Servicio de Emergencias 112 indicó que, hasta las diez y cuarto de la noche, se habían producido 35 incidencias diferentes en la provincia a causa de la tormenta. De ellas, 25 se localizaban en la capital. La mayoría era debido a inundaciones en bajos, garajes, sótanos y locales comerciales. Se veía como los Bomberos de Jaén no paraban de trabajar de un lugar a otro. Precisamente, la Policía Nacional tuvo que intervenir en la calle Merced Alta para ayudar a una mujer que vio cómo se le anegaba su vivienda.

Por otro lado, Adif informó de que suspendía el tráfico ferroviario entre la capital y la estación de Espeluy debido a los daños que había sufrido la vía a causa de la fuerza del agua. Se estableció un plan alternativo por carretera, por lo que los viajeros tuvieron que coger el autobús para llegar a Jaén.

Pese a las intensas precipitaciones registradas en la capital, en la zona de los puentes, donde más se teme a este tipo de inclemencias metereológicas por la crecida de los ríos, no se registraron incidencias destacables. Así lo explicó el presidente de la Asociación de Vecinos del Puente de la Sierra, Francisco Ruiz, que apuntó a la tranquilidad en la zona una vez terminada la tormenta, y en las mismas se expresó su homólogo en el Puente Jontoya, Joaquín García.