Las fuertes precipitaciones de agua y granizo originadas por un provincia que afectó al sur y el centro de la provincia causó inundaciones. Los valores más elevados fueron los 41,5 litros registrados en algunas zonas de Torredelcampo, mientras que en Alcalá y Martos se superaron los veinte.

En el caso de la ciudad de la Mota, un grupo de personas quedó atrapado temporalmente en la zona del puente romano, ante el repentino desbordamiento del arroyo Guadalcotón. Las granizadas afectaron a áreas como la carretera que se dirige a Almedinilla (Córdoba). Se trata de una zona de segundas residencias en la que vecinos pasan el verano. En el municipio marteño, el 112 recibió aviso por inundaciones en viviendas de las calles Carrera y Covatilla. Martos. Agua entró en Calle Carrera y Covatilla. También quedaron anegados los campos en la zona de Las Infantas, en el término de Jaén, y en el entorno de Cambil. En la A-311 balsas de agua cortaron la carretera en el kilómetro 13 a la altura de Fuerte del Rey.

Por otro lado, como consecuencia de las tormentas del viernes, la acumulación de barro en un campamento de La Toba, en Santiago-Pontones motivó el traslado preventivo de un centenar de personas —en su mayoría menores, más monitores y familiares— hasta el polideportivo de Cortijos Nuevos, en el término municipal de Segura de la Sierra. En el dispositivo de evacuación del numeroso grupo se emplearon un autobús y vehículos todoterreno.