• ESCENA. <i>El actor Raúl Escudero, en su papel de Pedro Poveda.</i>
    ESCENA. El actor Raúl Escudero, en su papel de Pedro Poveda.

Sacerdote, pedagogo, humanista, innovador... Así se presenta al sacerdote jiennense Pedro Poveda en la película que lleva su nombre y que llegará a los cines de toda España el próximo 4 de marzo. El filme se preestrenó en Madrid esta semana y habla del cura, canonizado en 2003 por el Papa San Juan Pablo II como un “hombre de paz, de diálogo y víctima de la violencia y la intolerancia que dejará una huella de luz y esperanza”. Raúl Escudero encarna a un hombre “que abrió caminos” en el campo educativo y en defensa de los derechos de las mujeres en la España de principios del siglo XX, y Elena Furiase hace de Josefa Segovia, la primera mujer licenciada en Educación en Jaén.

El colegio Pedro Poveda vive el estreno como todo un acontecimiento. Su directora, Ana María Quirós, señala que la comunidad educativa espera con mucha ilusión la película y que la propia Furiase se ha interesado por visitar la ciudad y estará en el colegio el 3 de marzo para charlar sobre Poveda, Segovia y el largometraje. “Ella misma lo ha pedido, para así conocer todo sobre Josefa Segovia, un personaje que confiesa que la ha impresionado”, dice.

Aunque la cinta se rodó, en su mayor parte, en Guadix (Granada), donde el sacerdote ejerció su labor durante años, los productores, como confirma Quirós, estuvieron en Jaén y “tomaron nota” de numerosos detalles, como el despacho de Poveda, que está en el colegio, y múltiples fotografías. También grabaron imágenes de la Catedral de Jaén y la Plaza de Santa María, especifica.

Por otro lado explica que los alumnos de quinto y sexto de Primaria y de toda la Secundaria tendrán la oportunidad de asistir, el día 4, a un preestreno matinal. “Una vez que vean la película, tendrán que rellenar una ficha educativa sobre Pedro Poveda”, apunta. Eso sí, según Quirós, en el colegio todos conocen la historia del sacerdote que nació en Linares en 1874 y murió en Madrid en julio de 1936. “Para nosotros es alguien muy importante”, concluye.