• <span style="text-transform:uppercase">TRÁFICO</span><i>. Un bus de la Línea 18, cuando aún pasaba por la Plaza de Santa </i><i>María.</i>
    TRÁFICO. Un bus de la Línea 18, cuando aún pasaba por la Plaza de Santa María.

Conscientes de que Jaén “va tarde”, porque ya es una medida que funciona en Granada, Córdoba, Baeza y Úbeda, por ejemplo, el Gobierno local trabaja para poner en marcha y consolidar el plan que, desde noviembre del año pasado, está en vigor para aumentar las zonas peatonales y reducir el tráfico de vehículos por la manzana central. El encargado de llevar a la práctica estas medidas, en coordinación con la Policía Local, es el concejal de Seguridad Ciudadana, Tráfico y Transportes, Juan Carlos Ruiz, que recuerda que uno de los fines de estas acciones es lograr proteger el corazón del casco histórico, un eje que discurre entre la Carrera de Jesús y Bernabé Soriano y atraviesa la Plaza de Santa María. Los números aportados por el Negociado de Transportes, en cuanto al tránsito de los vehículos de transporte urbano, dejan claro que la estrategia va en serio. Entre junio de 2011 y las puertas del pasado mayo, el paso de autobuses se redujo por algo más de cuatro, en concreto, 4,1.

Hace siete años, por delante de la Catedral circulaban 8 líneas de buses. Las 4, 8, 10, 11 y 16 aportaban una decena de vehículos a la hora, por catorce de servicio, es decir, 140, de lunes a sábado. A estas hay que sumar, aclaran desde la Concejalía, la media docena de autobuses del 5, los sábados y festivos, más lo que enlazan con el Neveral y Jabalcuz. Eso, sin contar los transportes escolares. En 2014, cuando para los particulares ya estaba vetado el paso a la Plaza de Santa María, aún hay que contar 58 transportes colectivos por día, más las líneas regulares de Valdepeñas y Los Villares.

Ya, a partir del 25 de abril de 2018, conforme a la estadística consultada por este periódico, solo pasa por delante del palacio municipal y la seo la línea 11, con 28 autobuses. Sin embargo, en lugar de un vehículo de gran tonelaje, con un peso que puede rondar hasta las 15 toneladas, se opta por un microbús, que pesa una quinta parte, aproximadamente. Además, transita otra decena de microbuses, para las personas con movilidad reducida. “Esto se ha conseguido, además manteniendo una correcta comunicación para los vecinos de la zona sur de la ciudad”, argumenta el responsable municipal, satisfecho de los buenos resultados de la línea 11 y el resto de combinaciones existentes. El concejal Juan Carlos Ruiz aclara que el mayor control no implica una limitación del acceso de los usuarios de las cocheras y residentes de esta zona de la capital y los taxis. La limitación en el tráfico va parejo a las obras en el entorno de la Catedral. Actualmente, se interviene en la Carrera de Jesús, entre la esquina del palacio municipal y la puerta misma del Camarín de Jesús y, durante el verano, se acometerán trabajos de reparación en la Plaza de Santa María, más concretamente, en el vial que existe entre la sede de la Administración local y la seo y la calle Campanas. Hay baches en todo el recorrido. Estos proyectos están incluidos en el plan de mantenimiento de calles, adjudicada, a mediados de abril, a Peninsular de Contratas. Se baraja una inversión de 600.000 euros para intervenir en 35 vías, entre las que, además de en el entorno del templo mayor, hay contemplados trabajos en distintos barrios, como Peñaméfecit, La Victoria, Loma del Royo, Santa Isabel, Fuentezuelas, Arco del Consuelo, Magdalena, Puerta de Martos, Merced, Pilar del Arrabalejo, Peninsular de Contratas se impuso en el concurso a Mezclas Bituminosas, gracias a su oferta económica, que fue inferior a la de su competidor. Ya se intervino en Bernabé Soriano y la Plaza de San Francisco, de nuevo en la manzana central, y está previsto que se ponga en marcha proyectos en lo que queda de la Carrera de Jesús y calle Maestra.