• INFRAESTRUCTURAS. <i>Un perro camina por una vía de ferrocarril de la provincia jiennense.</i>
    INFRAESTRUCTURAS. Un perro camina por una vía de ferrocarril de la provincia jiennense.
|
11/09/2018

La reconexión ferroviaria entre Granada y Madrid, anunciada por el ministro José Luis Ábalos a principios de agosto, hará que dos trenes Talgo vuelvan a atravesar la provincia jiennense. Esta medida, para la que todavía no hay fecha concreta, terminará con más de tres años y medio de aislamiento ferroviario entre la ciudad de La Alhambra y la capital de España. Sin embargo, lo que en principio parece una buena noticia para Jaén, puede que no lo sea tanto. Y es que los planes del Ministerio de Fomento pasan por que en esa línea no se permita la bajada ni la subida de pasajeros en Linares-Baeza. A falta de la confirmación oficial, en la histórica estación linarense solo se realizará una “parada técnica”. Es decir, para llevar a cabo el cambio de maquinista.

Cuando regrese el tren entre Granada en noviembre, si se cumplen las previsiones de Renfe, lo hará con un viaje directo y diario de ida y vuelta entre la capital granadina y Madrid. Tan solo tendrá una parada y será técnica —no admitirá viajeros— en Linares-Baeza para llevar a cabo el cambio de conductor. Se trata de una parada obligada por la normativa vigente en el sector ferroviario que limita las horas que estos profesionales pueden conducir un tren. Se realizará en los viajes en ambos sentidos y está motivada por la existencia de una residencia para maquinistas. La salida desde Granada será a las ocho de la mañana y la vuelta desde Madrid, a las cinco de la tarde.

Para Jaén esta línea es clave, ya que permite, otra vez y después de más de tres años y medio, que los jiennenses tengan un tren para viajar hasta la ciudad de la Alhambra. Además, pone un Talgo para Madrid en estaciones como larva, Jódar o Cabra de Santo Cristo, entre otras, que ahora solo dependen de los ferrocarriles que vienen de Almería.

El presidente del comité de empresa de Adif en Jaén, Andrés Padilla, sostiene que no tiene confirmación oficial de si el tren entre Madrid y Granada no permitirá los viajeros en la Estación de Linares-Baeza. No obstante, califica esa situación de “incomprensible”. Y es que, tal y como argumenta, una parada comercial para los pasajeros dura un par de minutos. La parada técnica para el cambio de maquinista se alarga hasta los cuatro. “No entenderíamos si se impide la subida de pasajeros”, añade.

La línea que se reactivará es un “parche” temporal para acabar con el aislamiento ferroviario. Esa ruta, que enlaza Granada con Jaén y Madrid, a través del nudo ferroviario de Morera, es la que se utilizaba antaño. No obstante, en 2007, el Gobierno decidió sustituirla por la línea que discurría por Antequera (Málaga), ya que tardaba casi dos horas menos. Sin embargo, ese trayecto quedó suspendido por el comienzo de las obras de la Alta Velocidad. Fue en abril de 2015. Desde entonces, los pasajeros de Granada cogen un autobús, que los lleva hasta Antequera, donde se trasladan ya en tren hasta Madrid.

El Talgo Madrid-Granada será uno los asuntos que el comité de empresa de Adif Jaén ponga encima de la mesa en la reunión con la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, que se celebrará el próximo día 20. Además, los representantes de los trabajadores llevan una propuesta bajo el brazo para tratar de reactivar el transporte ferroviario en la provincia. Se trata de la creación de una red de cercanías con conexiones entre Linares-Baeza, Jaén y Andújar. También quieren poner sobre la mesa el tren nocturno Granada-Barcelona y la falta de inversiones ferroviarias para la provincia.