|
11/09/2018

Son las ayudas estrella para modernizar el campo y, de este modo, abrir la puerta para que muchos jóvenes se incorporen al trabajo agrícola. La oportunidad de engancharse a este sector y de poner en marcha el llamado relevo generacional, tan demandado por las organizaciones agrarias. Es preciso introducir savia nueva en la gestión de los cultivos para poder competir en mercados cada vez más exigentes. La Junta de Andalucía entregó ayer las resoluciones para la modernización de explotaciones en la provincia por un importe de 17 millones de euros. Esta línea de subvenciones beneficiarán a 439 agricultores y ganaderos de la provincia. El objetivo de estos incentivos es apoyar la adquisición de maquinaria como tractores, remolques, abonadoras o aperos de labranza, además de equipos de tratamiento fitosanitario para la recolección de aceituna y el mantenimiento del olivar.

El propio consejero de Agricultura, Rodrigo Sánchez de Haro, fue el encargo de entregar las resoluciones a los beneficiados: “Sabemos de la importancia del sector del aceite de oliva en la provincia, ya que representa casi 3.000 millones de euros en exportaciones. Queremos estar al lado de los productores, para que puedan competir y llegar a los mercados”, señaló. En este punto, los 17 millones de euros entregados ayer por la Junta van a permitir al sector invertir un total de 22,5 millones de euros: “Tres de cada cuatro euros que se destinan a iniciativas para la modernización del campo llegan desde la Consejería”, explicó Sánchez de Haro. Durante el acto de entrega de resoluciones de estas ayudas en Jaén, el consejero informó de que la actividad productiva del olivar ha concentrado 376 de los 438 proyectos de inversión beneficiados, el 86 por ciento del total de la provincia y el 50 por ciento de toda Andalucía.

Además, puso de manifiesto la apuesta del Gobierno regional por el relevo generacional. Anunció la inminente puesta en marcha de una nueva línea de ayudas, dotada con 30 millones de euros, para ayudar a los jóvenes a buscar una salida laboral en el campo. “Somos la comunidad autónoma que más subvenciones destina a este concepto”, dijo el consejero.

Ya por la tarde, Sánchez de Haro entregó las resoluciones de ayudas correspondientes a la línea destinada a la mejora de instalaciones y autoproducción energética del sector del regadío: en concreto, en esta provincia, la Junta destina 1,8 millones de euros para respaldar proyectos de cinco comunidades de regantes, que van a generar una inversión de 3,4 millones de euros. Los proyectos subvencionados van dirigidos a conseguir un ahorro inmediato del consumo eléctrico actual que tienen estas comunidades de regantes, para lo que se contemplan, entre otras actuaciones, la sustitución de equipos de bombeo y filtrado o la ejecución de un campo solar fotovoltaico.