• EMBOTELLADO. <i>Línea de envasado de una cooperativa jiennense.</i>
    EMBOTELLADO. Línea de envasado de una cooperativa jiennense.
|
06/09/2018

Las ventas de aceite de oliva se desploman debido a la caída en la comercialización de los vírgenes y de los intensos —mezcla de vírgenes y lampantes—. En cambio, los embotelladores señalan que ya se nota una cierta recuperación. La Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac) señala que sus empresas han puesto en el mercado español —en los diez meses de la campaña— 242,34 millones de litros de aceites de oliva, lo que representa 10 millones de litros menos de los que se comercializaron en el mismo período de la campaña anterior. Estas cifras suponen una facturación estimada próxima a 900 millones de euros.

Estas empresas representan el 81% de los aceites envasados (el 65% de los aceites de oliva y el 98% de otros aceites vegetales de los que el 90% corresponde al refinado de girasol). Las categorías de aceite virgen extra y suave mejoran sus cifras respecto a la campaña pasada, con un incremento de las ventas del 4,13% y el 2,85% respectivamente. Mientras que en el mercado interior se compra menos aceite virgen e intenso. Estas cifras acumuladas ponen de manifiesto que —en los últimos meses— se produce una ligera recuperación del consumo de aceites de oliva en los hogares españoles. Precisamente, los embotelladores insisten en que el aceite de oliva es uno de los productos estrella de la dieta mediterránea por sus múltiples propiedades saludables y añaden que los envasadores españoles cuidan al máximo con sus conocimientos para que llegue al consumidor con las características óptimas de calidad. La industria española ha comercializado en el mercado español en las tres últimas campañas casi un millón de toneladas. Anierac recalca que el aceite es uno de los sectores agroalimentarios más controlados por parte de las administraciones. Además, destaca que esta vigilancia refleja que la calidad y pureza de los aceites envasados en España es excepcional.

Panel cata. Los embotelladores de aceites comestibles indican que solo se han detectado unas mínimas discrepancias derivadas de la valoración del sabor entre los diferentes paneles oficiales. También afirma que esta calidad también está siendo reconocida en todos los mercados internacionales donde España copa la inmensa mayoría de los premios más prestigiosos. Las cifras de cosecha y la evolución de los precios han influido en el periodo de comercialización en el mercado español, que, una vez más, se muestra tremendamente sensible a la subida de la cotización.