|
08/02/2018

Al menos cinco niños murieron en un incendio que se produjo en la ciudad de Dinguiraye, en el centro de Guinea, a causa de la ola de violencia suscitada por las elecciones locales que se celebraron el pasado domingo en el país africano. “Hay cinco niños que han muerto en los enfrentamientos”, dijo un portavoz policial. El ministro de Administración Territorial, Bourema Condé, aseguró en la televisión estatal que el fuego comenzó por los choques entre grupos rivales, pero no dio detalles.

Jóvenes armados con cuchillos y porras se echaron a las calles en Conakry y otras ciudades el domingo después de que el líder opositor Cellou Dalein Diallo denunciara fraude electoral. Los disturbios continuaron esta semana y el lunes murió un hombre en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en Kindia. La violencia postelectoral se debe, entre otras cosas, al temor en las filas opositoras a que el actual presidente, Alpha Condé, intente reformar la Constitución para buscar un tercer mandato en los comicios previstos para 2020. En este contexto, el máximo responsable de Naciones Unidas para África Occidental, Mohamed Ibn Chambas, pidió a todas las partes “que eviten cualquier acto de violencia”.