El comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria de Irán, Mohamad Alí Yafari, aseguró que el presidente del país, Hasán Rohani, no se reunirá con su homólogo estadounidense, Donald Trump, después de que este ofreciera conversaciones sin condiciones. Yafari quiso resaltar que Irán “no es Corea del Norte” y “no responderá” a su oferta, al tiempo que critica que Trump “desconozca el lenguaje de la lucha y libertad de las naciones”.

“Usted se llevará a la tumba su deseo de reunirse con las autoridades de Irán. No verá ese día”, afirmó el comandante antes de manifestar que esto “es un deseo que seguirá siendo así hasta el fin de su Presidencia”. “Incluso el siguiente presidente de Estados Unidos tampoco lo verá”.

La carta de Yafari se publicó horas después de que el Gobierno iraní recalcara que la oferta del presidente estadounidense para mantener un diálogo va en contradicción de las acciones que tiene contra Teherán. “Las sanciones y las presiones son lo opuesto al diálogo, que requiere respeto mutuo y el cumplimiento de las obligaciones internacionales”, dijo el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qassemi.

“Cómo puede Trump demostrar a la nación iraní que sus palabras reflejan sus verdaderas intenciones y no son demagogia, si el Departamento del Tesoro sigue imponiendo sanciones y presionando (a otros países) para que interrumpan su cooperación económica y comercial con Irán?”, se preguntó con respecto a las últimas declaraciones del mandatario estadounidense.

Trump auguró que los líderes iraníes “probablemente querrán reunirse” y cuando llegue el momento, señaló, estará dispuesto a hacerlo cuándo y dónde quieran. “Sin condiciones previas”, aseveró. El mandatario norteamericano insistió en que se reunirá con “cualquiera” siempre que sea beneficioso para Estados Unidos, recordando los encuentros que ya ha mantenido con el líder norcoreano, Kim Jong Un, y con el presidente ruso, Vladimir Putin.