|
02/09/2018

Los niños de la escuela infantil de verano de Peal de Becerro despidieron estos meses de diversión, juegos y también aprendizaje, que iniciaron en junio como viene siendo habitual en el municipio. Una jornada en la que no hubo momentos tristes, sino alegría por todos los amigos ganados y por el gran trato recibido por parte de los monitores. Estos meses, los niños participaron en talleres de dibujo y pintura, cocina, globoflexia y manualidades; además de juegos al aire libre.