|
08/09/2018

La Caseta Municipal de Linares abrió sus puertas durante su pasada feria para rendir un tributo a las personas mayores. Casi un millar se personaron en sus instalaciones, muchas pertenecientes a servicios y centros residenciales de la ciudad. Fue un encuentro lleno de ternura en el que las sevillanas y el buen ambiente reinaron mientras muchos brindaban por tantos años de vida.