• ACCIDENTE. <i> Zona afectada por el derrumbe durante el Festival O Marisquiño.</i>
    ACCIDENTE. Zona afectada por el derrumbe durante el Festival O Marisquiño.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, incidió ayer en que la zona del paseo marítimo que se hundió durante la celebración de un concierto del festival O Marisquiño (causando más de 300 heridos), estaba asentada sobre una estructura de hormigón antigua, incluso anterior al proyecto ‘Abrir Vigo al Mar’, y que, además, es ajena al convenio firmado entre Puerto y Ayuntamiento en 1992 para el mantenimiento de zonas de confluencia entre el Puerto y la ciudad. Así lo explicó el regidor olívico quien, acompañado por varios miembros de su gobierno y del delegado de Zona Franca, compareció para explicar que la parte del paseo que colapsó la pasada noche estaba sobre una estructura de hormigón, que fue la que se vino abajo. “Esto no tuvo nada que ver con las maderas que estaban en mejor o peor situación”, precisó.

Según el proyecto ‘Abrir Vigo al Mar’ del arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, en esa zona de la dársena, de uso náutico-deportivo, se construyó un paseo de madera sobre una estructura de hormigón “ya existente”, como puso de manifiesto el alcalde.

Asimismo, el regidor local afirmó que, “ya estaba ese hormigón” cuando se ejecutó el proyecto, y también cuando el Ayuntamiento y el Puerto firmaron el convenio por el que la administración municipal se hacía cargo del mantenimiento de ciertas zonas.

A ese respecto, Caballero también insistió en que el muelle colapsado pertenece a una zona de uso portuario que, de hecho, fue objeto de concesión al Real Club Náutico. El alcalde recalcó que así se recoge en el propio plan de usos de la terminal viguesa, donde también se especifica que la zona vinculada a la “interacción puerto-ciudad” es aquella asentada “en tierra firme”, es decir, el trozo de hormigón a la derecha del paseo siniestrado, y la zona de los jardines de Montero Ríos.

El Ayuntamiento formuló alegaciones a ese Plan de Usos, en la época en que el Puerto estaba dirigido por Ignacio López-Chaves, y solicitó que fueran cedidos ciertos espacios a la ciudad, aunque no pidió la cesión de esa parte del paseo porque “ya se considera que eso es Puerto”.

Por su parte, la Autoridad Portuaria de Vigo, aseguró que, aunque la autoridad del espacio en el que se produjo el derrumbe durante los conciertos le corresponde, la “autorización y vigilancia” de un evento de estas características recae en el Ayuntamiento. Además, subraya que existe un convenio de colaboración suscrito en el año 1992 entre el Consistorio vigués, el Consorcio de la Zona Franca y el Puerto que establece que “el Ayuntamiento se compromete, durante los 50 años de vigencia del convenio, al mantenimiento de toda la actuación en perfecto estado de conservación, bien con sus medios o bien con la oportuna contratación de obras y servicios”.

Además, la organización del festival O Marisquiño de Vigo asegura que los conciertos programados “cumplían las condiciones de seguridad” requeridas por la legislación vigente.

afectados. En lo que se refiere al número de victimas, las cifras suben hasta los 377 atendidos por el derrumbe, según los datos proporcionados por la Conselleria de Sanidade. De esas personas, siete permanecen ingresadas en distintos centros hospitalarios.

A lo largo del día de ayer se incrementó el número de personas atendidas por este accidente. Según explicó la Consellería de Sanidade, los recursos movilizados para atender a los heridos fueron 5 UVIs, 12 ambulancias de soporte vital básico, 24 ambulancias de apoyo, tres de la Cruz Roja, dos equipos sanitarios del PAC, tres vehículos de apoyo logístico y un vehículo de Protección Civil.