• CONFLICTO. <i>El consejero de Interior, Miquel Buch, en el Parlament.</i>
    CONFLICTO. El consejero de Interior, Miquel Buch, en el Parlament.

Diversos sindicatos de Mossos d’Esquadra pidieron ayer la dimisión del conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, tras los altercados en protestas de antifascistas contra manifestaciones de Vox por el aniversario de la Constitución en Girona y Terrassa (Barcelona). En un comunicado, Sap-Fepol —sindicato mayoritario en la policía catalana— expresó su hartazgo por el cuestionamiento de “cada una” de las actuaciones de los agentes, ha pedido la despolitización del cuerpo, ha calificado de inadmisibles las presiones para reformar la cúpula de Interior y ha solicitado la dimisión del conseller.

El portavoz de Fepol, Toni Castejón, criticó en declaraciones a Europa Press que si bien el director general de Mossos, Andreu Martínez, defendió la actuación de los agentes en los altercados, Buch y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, señalaron que se investigarán las imágenes de cargas. Considera que las dudas de Buch y Torra sobre las cargas de los Mossos en los altercados “ensucian la actuación policial” y ha recordado que se produjeron hechos violentos con ataques contra la línea policial.

También pide que todos condenen los actos violentos y ha insistido en que los dispositivos policiales ante las protestas eran correctos. El SPC admitió en un comunicado que esperan la dimisión de Buch, alegando que “más que conseller de Interior parece que es conseller de los CDR” porque, según este sindicato, le importa más lo que piense este colectivo que lo que piensen los mossos y la integridad física de los agentes.

“Si a él no le temblará el pulso para echar a agentes de la Brimo, al Sindicat de Policies de Catalunya no nos temblará el pulso para pedir su dimisión, además, no es la primera vez que lo hacemos”, afirmó. Añadió que los mossos no deciden qué actos proteger y cuáles no, ya que delante de “un grupo de personas violentas, la policía debe restablecer el orden público”, y criticó que Buch no se haya preocupado por los agentes heridos. El sindicato Cat de Mossos lamentó en un comunicado que a Buch “no le ha faltado tiempo para hacer un juicio de valor de todo lo que ocurrió” y pide su dimisión.

Además, el sindicato también critica que con sus declaraciones contribuye al “escarnio” de los Mossos y los efectivos antidisturbios de la Brimo y Arro, y que el conseller no está a la altura de su cargo, motivo por el que esperan y piden su dimisión.