• CATALUÑA. <i> La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.</i>
    CATALUÑA. La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.
|
31/08/2018

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, reclamó a la Generalitat de Cataluña, en una entrevista concedida a Europa Press, que “dé señales de sensatez” y que “no siga insistiendo en una línea que necesariamente provoca una reacción por parte del Gobierno central, que defiende la Constitución”.

El próximo martes 4 de septiembre está previsto que el presidente catalán Joaquím Torra ofrezca una conferencia en la que explicará los próximos pasos para seguir avanzando en la consecución de la república catalana. Según publica hoy La Vanguardia, girará en torno a: un ultimátum al Gobierno para que se avenga a negociar un referéndum y la preparación del clima político que impulse una ruptura con el Estado, así como la desobediencia de la sentencia que dicte el Tribunal Supremo sobre el referéndum.

La presidenta de los socialistas recuerda los “esfuerzos” que está haciendo el Gobierno de Pedro Sánchez para “mantener un diálogo desde el punto de vista de la normalidad institucional y de la prioridad con los temas sociales” haciendo compatible todo ello con “la defensa del marco constitucional y con lo que podríamos llamar las líneas rojas”.

Narbona, quien pasó este verano unos días de vacaciones en Cataluña, asegura que este esfuerzo del Ejecutivo está siendo entendido por una parte muy amplia de la ciudadanía catalana “de una manera favorable” y con una “sensación de alivio” y de “reconocimiento” de lo que el Gobierno de Sánchez “está haciendo para superar la etapa de profunda fractura social dentro de Cataluña”.

Se trata, asegura, de “una sensación muy amplia de decir bueno, ahora hay un gobierno que está intentando que las cosas no vuelva a llevar a un nuevo enfrentamiento brutal”.

Sin embargo, deja claro que “hace falta que la otra parte también dé señales de sensatez y no siga insistiendo en una línea que necesariamente provoca una reacción por parte de un Gobierno que defiende la Constitución”.

La presidenta del PSOE también quiso dejar claro que nunca hubo ningún compromiso por parte del Gobierno de Sánchez de “cambiar la posición de defensa de la Constitución a cambio del voto en la moción de censura”. “Eso es lo que llamaríamos una leyenda urbana”, exclamó.