• <span style="text-transform:uppercase">REUNIÓN. </span><i>El presidente confía en que reunirse con Quim Torra el viernes 21 de diciembre.</i>
    REUNIÓN. El presidente confía en que reunirse con Quim Torra el viernes 21 de diciembre.
|
15/12/2018

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó que, si finalmente se reúne con el presidente catalán, Quim Torra, el tiempo que éste dedique a hablar de autodeterminación él lo utilizará para hablar de precariedad laboral, de calidad de los servicios públicos y de cómo reconstruir el Estado del bienestar, dañado en los últimos años en la sociedad catalana.

En rueda de prensa en Bruselas, Sánchez reconoció no tener aún confirmación de si se reunirá con Torra el próximo viernes, con motivo de su viaje a Barcelona para presidir la reunión del Consejo de Ministros, aunque confió en que se produzca y recordó que, dentro de la Constitución, se puede hablar “de cualquier cuestión”. Por otro lado, insistió en que su receta para la crisis en Cataluña es “sosiego, tiempo, diálogo y sentido de Estado” y también generosidad, altura de miras y responsabilidad, de todas las fuerzas políticas, sobre todo de las que están gobernando “en las distintas instituciones. “No será una crisis que vayamos a resolver en un mes o dos meses”, dijo, e insistió en que el Gobierno “quiere resolver el problema catalán, no vivir de la confrontación y el agravio territorial”. “Los problemas están para solucionarse —añadió—, no para dejarse como se ha hecho en los últimos siete años”.

Así, cree que el hecho de que las comisiones bilaterales se reúnan de nuevo y que se haya acordado reducir la litigiosidad en el Tribunal Constitucional son buenas noticias que apuntan que “ese es el camino”. Sánchez se expresó así cuando se le preguntó si considera que está funcionando en Cataluña “la política del ibuprofeno” para bajar la inflamación en esta comunidad, tal como la describió el ministro de Exteriores, Josep Borrell. El presidente del Gobierno evitó decir si coincide con Borrell en que, en esta situación, no parece que los partidos independentistas vayan a apoyar los Presupuestos Generales el Estado.