• <span style="text-transform:uppercase">acto</span><i>. Pola, Jesús Velasco, Daniel Rodríguez y Mauricio posan en el centro del Quijote Arena con la Supercopa y las camisetas de los dos conjuntos.</i>
    acto. Pola, Jesús Velasco, Daniel Rodríguez y Mauricio posan en el centro del Quijote Arena con la Supercopa y las camisetas de los dos conjuntos.

El Jaén Paraíso Interior quiere cambiar su estado y pasar de ser campeón a supercampeón de España. La temporada 2018/2019 comienza con un reto apasionante y un escenario en el que la escuadra amarilla dio el paso adelante para instalarse en la élite del fútbol sala y ganarse el respeto de todos los clubes nacionales. El Quijote Arena es fetiche para el equipo de Daniel Rodríguez, porque en 2015 ganó la Copa de España al FC Barcelona (6-4) y en 2017 eliminó al Peñíscola en este torneo y perdió las semifinales, precisamente ante el Movistar Inter, su rival esta tarde (19:00 horas, Teledeporte). Los dos conjuntos se conocen a la perfección, han protagonizado batallas épicas en la pista. Para el recuerdo los tres últimos partidos. El “olivo mecánico” tomó el Wizink Center de Madrid para coronarse por segunda vez en su historia campeón de la Copa de España. Los amarillos remontaron el partido y vencieron por 3-4 con el gol de Chino en la prórroga. No conforme con esa gesta, el Jaén Paraíso Interior FS volvió a derrotar al Movistar en el compromiso de Liga (4-5). Lección magistral de los amarillos en la primera mitad y colosal actuación de Dídac Plana en el segundo periodo, que resultó determinante para vencer, porque en una de ellas hizo una doble parada y montó un contraataque que terminó en el gol de la victoria de Mauricio. El último partido también entró en la historia de la Liga Nacional. Los madrileños se clasificaron para la final al imponerse al Jaén Paraíso Interior por 3-5 en el Palacio de los Deportes de Granada, escenario forzoso debido a que La Salobreja no reúne las condiciones que exige el torneo. Con estos antecedentes se prevé un partido espectacular. Dani Rodríguez y su cuadro técnico han trabajado en agosto para llegar con plenas garantías a esta cita. La nueva era no será distinta a las de las anteriores temporadas y de nuevo toca reinventarse para aspirar a metas ambiciosas en la mejor Liga del mundo. La sombra de Dídac Plana, Boyis y Chino es alargada por los resultados conseguidos en una pasada campaña que ya forma parte de la historia del club. Íker López, Espíndola, Ramon, Piqueras, Míchel, Rafa López y el canterano Aitor aún están en proceso de adaptación a un sistema que se basa en combinar la solidaridad y la calidad en la pista. Todavía no tienen asumidos lo automatismos en un conjunto en el que siguen Víctor Montes, Mauricio, Carlitos, Campoy, Dani Martín, Daniel Giasson, Ángel Bingyoba y Alan Brandi. Enfrente estará un equipo que juega de memoria, que ha ganado las últimas cinco Ligas y que cuenta una plantilla poderosa. Jesús Herrero, Gadeia, Ortiz, Borja, Ricardinho, Pola, Daniel o Solano son internacionales y jugadores excepcionales. Pero el Jaén Paraíso Interior promete lucha. ¿Qué necesita para ganar la escuadra que entrena Daniel Rodríguez? Tienen que realizar un partido perfecto, seguros en defensa, concentrados y efectivos para aprovechar las ocasiones de gol. Esa es la receta mágica para escribir otro capítulo histórico en una ciudad fetiche y en la que estarán apoyados por más de 2.500 aficionados en otra nueva demostración de la “marea amarilla”, una afición ejemplar por el apoyo mostrado en los partidos de La Salobreja y los desplazamientos.