El Jaén Paraíso Interior FS consiguió un empate (3-3) sufrido muy valioso ante el O Parrulo Ferrol, donde los jiennenses lograron igualar la contienda a falta de cuarenta y cinco segundos del final, gracias a un gol de Mauricio, que marcó un doblete en el encuentro.

Con este resultado, los hombres entrenados por Daniel Rodríguez se acercan a la Copa de España, donde están virtualmente, pero no matemáticamente.

El partido se inició con ambos equipos con el cuchillo entre los dientes, dispuestos a llevarse la victoria y, por ello, no tardaron en darle trabajo a los porteros. Primero fueron los amarillos los que presionaron e, incluso, provocaron la imprecisión de Chemi en la salida del balón. Luego fueron los locales, pero los jiennenses no cedieron el balón y, en una de esas, Mauricio adelantó a los suyos en el marcador con el primero. Sin embargo, las ocasiones de peligro no eran muchas, debido a la intensidad que ambos equipos ejercían en la pista y el disparo de media distancia era la única forma a través de la cual se incomodaban el uno al otro. Minutos después, Isma igualó el luminoso y con el 1-1 se llegó al paso por vestuarios.

La segunda parte fue muy similar, solo que el olivo mecánico tuvo que recurrir la épica para conseguir el punto de oro. A pesar de que el encuentro se jugaba al ritmo que marcaba Daniel Rodríguez y los suyos, los gallegos aprovecharon un fallo atrás de Dani Martín para ponerse por delante y permitirles encerrarse frente a su portería. Los árbitros cargaron de faltas a un Jaén Paraíso Interior FS que, a pesar de no hacer nada, sufrió un doble penalti, que Attos transformó. Pero los amarillos no entienden de excusas y, a falta de dos minutos, Carlitos logró empujar una buenísima jugada de cinco desde el corazón del área y, a tan solo 30 segundos del final, Mauricio enmendó el error del primer tanto consiguiendo un gol que supone el 3-3 y, virtualmente, la clasificación para la Copa de España.