• <span style="text-transform:uppercase">TRIUNFO</span><i>. El ciclista navarro del Euskadi-Murias celebra su victoria en La Camperona a su paso por meta.</i>
    TRIUNFO. El ciclista navarro del Euskadi-Murias celebra su victoria en La Camperona a su paso por meta.
|
08/09/2018

Final inesperado. Final feliz para un equipo invitado como el Euskadi-Murias que logra su primera victoria en La Vuelta de la mano de Óscar Rodríguez, que se mostró el más fuerte en el duro alto de La Camperona, superando a ciclistas de calidad contrastada como Rafal Majka (Bora), Ilnur Zakarin (Katusha), Sergio Henao (Sky), Bauke Mollema (Trek) o los prometedores Dylan Teuns (BMC) y Bjorg Lambretch (Lotto-Soudal), componentes de la numerosa fuga del día.

La primera jornada del tríptico montañoso del norte de la Península estaba marcado en el calendario de muchos de las favoritos de la carrera, lo que no entraba en el guion es que la escapada de la jornada llegara con renta suficiente a pie del último puerto para disputarse la victoria de etapa. Sin embargo, la lucha de 32 ciclistas contra un pelotón en el que tiraba Movistar, con alguna ayuda de Lotto-Jumbo, aunque tímida terminó siendo desigual, pero a favor del contendiente menos esperado.

La numerosa fuga, con hombres de gran nivel, llegó a superar los siete minutos de ventaja y aunque cuando coronaron la primera dificultad montañosa de la jornada, el Puerto de Tarna, de primera categoría, con cinco minutos de renta, ésta se vio aumentada en los kilómetros llanos que conectaban con La Camperona.

El puerto leonés, siempre temido por los ciclistas, esconde en sus kilómetros finales las pendientes más duras. Sabedores de ello, los corredores habitúan a regular en las primeras rampas. Ya en los últimos tres kilómetros, Majka fue el primero en lanzar el ataque, al que solo aguantó en primera instancia Merhawi Kudus (Dimension Data), pero ese derroche inicial del eritreo le pasaría factura. Más diesel, a su ritmo, llegó desde atrás Rodríguez, que con una facilidad pasmosa sobrepasó al polaco de Bora, encaminándose hacia su primera gran victoria. El ciclista de 23 años tuvo tiempo de celebrar antes de cruzar la meta en el que será, seguro, un día para el recuerdo.

favoritos. Nairo Quintana (Movistar), vigésimo primero de la etapa a 3’22’’ del ganador, fue el primero de los hombres importantes en cruzar la meta después de atacar en los últimos kilómetros, sacando de rueda a todos sus rivales. Simon Yates (Mitcheltton) y Miguel Ángel López (Astana) fueron quien más aguantaron su rueda, pero terminaron por ceder ante el empuje del colombiano.

El español Jesús Herrada consiguió mantener el maillot de líder logrado en la etapa anterior, algo que tratará de repetir en la jornada de hoy, que finaliza en el Alto Les Praeres, de primera categoría, cuatro kilómetros de longitud y una pendiente media del 12,5 por cierto, segundo final en alto consecutivo para los 169 ciclistas que continúan disputando La Vuelta.