Dice la letra del tango de Carlos Gardel que veinte años no son nada, pero ahora se han cumplido dos décadas de una de las gestas más importantes del deporte jiennense. Manuel Pancorbo Chica logró la medalla de plata en los 5.000 metros del Campeonato de Europa de Atletismo celebrado en Budapest. El torrecampeño subió al podio junto al palentino Isaac Viciosa, que logró un oro histórico en una prueba con un final impresionante. Viciosa venció con suficiencia (13.37.43), pero Pancorbo apretó los puños y los dientes para no ser superado en la recta final por el irlandés Mark Carroll. Lo aventajó por solo 12 centésimas (13:38.03 por 13.38.15) en una lucha titánica. Pancorbo recuerda con emoción la carrera y admite que es su mayor logro como atleta profesional. “Fue una final tremenda por la calidad de los atletas y la dimensión y repercusión del Campeonato de Europa. Todo salió a la perfección para el atletismo español, con el título de Isaac (Viciosa) y la plata que conseguí yo”, destacó el exatleta y expresidente del Unicaja. Pancorbo admitió que el subcampeonato en Budapest fue su mayor logro en una destacada carrera deportiva. “Ese año también conquisté la plata en el Europeo de 3.000 metros de pista cubierta celebrado en Valencia. Fue mi mejor campaña como atleta de élite, porque no es fácil subir en dos ocasiones al podio en competiciones con prestigio”, señaló. El segundo momento emotivo lo vivió en la ceremonia de clausura. Pancorbo había sido elegido como abanderado, pero al final quien portó la enseña nacional fue su hijo Manuel, ahora también atleta. Estaba en las gradas junto a su familia y fue llamado por uno de los componentes de la delegación española para que los acompañara en la pista. Pancorbo, además, estuvo presente en dos juegos Olímpicos, en Barcelona 92, undécimo en los 1.500 metros en los que Cacho conquistó un histórico oro, y en Atlanta 96, donde fue semifinalista, además de dos Mundiales, en el 93, 95, 97 y 99, y en los Europeos del 94 y el 98. También consiguió un título en los Campeonatos Iberoamericanos de 1988 y dos oros en el Nacional de 5.000 metros (97 y 98) y dos primeros puestos en los 1.500 y los 3.000 de pista cubierta. Aún sigue vinculado al atletismo y es una de las personas que abandera para que Jaén cuente con una pista de ocho calles.