• <span style="text-transform:uppercase">titular</span><i>. El once inicial del Atlético Mancha Real frente al Atlético Malagueño.</i>
    titular. El once inicial del Atlético Mancha Real frente al Atlético Malagueño.

El Atlético Mancha Real mereció más. Perdió, pero dio la cara. Los verdes tuvieron ocasiones claras y, lo justo, hubiese sido un empate. El equipo malagueño estrenó el marcador en la primera parte, pero fue superior en los últimos minutos, cuando los manchegos buscaban, de manera insaciable, el tanto que igualase el partido.

El choque comenzó con un ligero control de juego por parte del Atlético Malagueño, que no estuvo del todo cómodo, ya que los de Rizos mantuvieron la presión alta desde el inicio hasta el final. El único gol del partido llegó a los doce minutos, cuando Deco se aprovechó de un error en la salida del balón de Óscar Quesada y se metió hasta la cocina para anotar el primer tanto y último.

A partir de ahí, el encuentro fue una disputa pura y dura. El combinado manchego intentó buscar el empate mediante el juego por bandas. Nando y Carmona tuvieron un papel importante, sobre todo en la primera mitad. La ocasión más clara fue de este último. El lateral derecho se elevó y remató, pero la bola se marchó justo por encima de la meta de Samu. Fue en los segundos cuarenta y cinco minutos cuando se produjo el momento clave del encuentro. En el minuto cincuenta y tres, el colegiado señaló un penalti muy riguroso por mano. Carmona falló desde los once metros y a los dos minutos, Pedrito que es expulsado por doble amarilla. El Atlético Mancha Real se quedó sin su capitán. Pese a esto, los verdes no tiraron la toalla y se ensalzaron. Hicieron que el rival sudase. El líder estaba incómodo: no podía hacer su juego.

El 1-0 dejó un mal sabor de boca a los jiennenses, pero el Atlético Malagueño no pudo aumentar su renta. Vio a su rival sangrando y fue a por él, pero Lopito y la defensa manchega achicaron todo lo que se acercaba. Al final, la visita del Atlético Mancha Real a tierras malagueñas fue un esfuerzo sin recompensa y volvió para casa sin los tres puntos. El miércoles que viene, La Juventud será testigo del choque ante el Linares Deportivo.