• MÚSICA. <i>Charanda “canta a la Navidad” y en directo sobre las tablas del Teatro Infanta Leonor.</i>
    MÚSICA. Charanda “canta a la Navidad” y en directo sobre las tablas del Teatro Infanta Leonor.
|
15/12/2018

Fue una velada muy esperada, una que llevó al Teatro Infanta Leonor a cientos de espectadores, jiennenses y visitantes, que se resguardaron de las bajas temperaturas bajo el calor navideño que desprendieron los villancicos de uno de los conciertos más esperados, que llevó por nombre Charanda Sinfónico canta a la Navidad. Los integrantes del grupo iniciaron la actuación al ritmo venezolano de Parranda, seguido del cante canario Ven conmigo pastorcito, el argentino La peregrinación”, Aguinaldo margariteño y el peruano Farolito.

Entre aplausos, la agrupación jiennense no se dejó ningún tema de su repertorio, del que interpretaron, además, el villancico inédito hasta el momento Zumba que zumba, que nunca había sonado en directo. En el ecuador de esta actuación, el Coro Ciudad de Jaén se unió al espectáculo con títulos como El delantal de la virgen, Ay para Navidad y Vamos amigo. Esta unión musical despertó, aún más, el interés del público, que se maravilló con la interpretación de Dónde está San Nicolás, en la que participó la Escolanía de la Catedral, un coro de niños de voces blancas que sonaron, por primera vez, junto a Charanda. De esta manera, el estilo clásico al que están acostumbrados los jóvenes se conjugó a la perfección con los instrumentos y ritmos hispanoamericanos del grupo jiennense, quienes demostraron que la tradición y la unificación cultural daba, como resultado, la majestuosa representación de villancicos como El nacimiento, de origen argentino; Corre caballito, de Venezuela; Los Reyes Magos, de Argentina, y El arbolito, típico de Puerto Rico.

La noche no podía ir mejor. El propio José Raúl Peñas, responsable de Charanda, se encargó de explicar los temas interpretados. Los instrumentos que dieron vida a tales melodías sonaron para trasladar a los asistentes a los países donde estas composiciones, líricas y musicales, nacieron, muchas de ellas, por influencia española, con la que guarda cierta similitud, sobre todo en sus letras. Sin embargo, el momento más esperado y deseado por los asistentes no se hizo más de esperar. Y llegó, precisamente, con el villancico Burrito Sabanero, tema con el que la banda jiennense suele concluir todas sus actuaciones. Aún así, esta vez, no estuvieron solos sobre el escenario. El Coro Ciudad de Jaén y la Escolanía de la Catedral les acompañaron, convirtiendo el escenario en el rincón navideño de la provincia por excelencia con más de un centenar de músicos y cantantes haciendo, a la vez, lo que más les gustaba: cantar a la Navidad. El público acompañó coreando y aplaudiendo este tema, muy popular también en la provincia, y que sirvió, en una fría noche de diciembre, como broche de oro a una fantástica velada villacinquera.