• <span style="text-transform:uppercase">DEVOCIÓn</span><i>. Coro de trompeteros de Jesús Nazareno a su paso por la calle Real dentro del desfile procesional de la Semana Santa Chica.</i>
    DEVOCIÓn. Coro de trompeteros de Jesús Nazareno a su paso por la calle Real dentro del desfile procesional de la Semana Santa Chica.

La Semana Santa es intensamente vivida por los ubetenses, y buena muestra de ello, es que Úbeda respira pasión cofrade por sus cuatro costado. Si hay un sector que vive de manera especial y con mucha ilusión los actos cofrades son los más pequeños de la casa, que esperan impacientes a que llegue el día para poder procesionar junto con sus titulares acompañados por familiares y amigos. Por este motivo, desde hace quince años la Asociación Cultural Cofrade “El Sudario” organiza la Semana Santa Chica, una actividad en la que los devotos más jóvenes son protagonistas y sacan a sus titulares por las calles del casco antiguo de la ciudad. Se trata de una actividad que debió celebrarse el pasado sábado 5 de mayo, pero una inoportuna nube hizo que se pospusiera hasta la jornada de ayer. Así, el aplazamiento hizo que finalmente participaran en la Semana Santa Chica las siguientes cofradías: Borriquillo, Oración, Nazareno, Expiración, Soledad, Santo Entierro y Soledad, ya que el resto de hermandades no pudo participar, puesto que es época de comuniones y no contaban con suficientes menores para poder procesionar. Tambores, cornetas, mantillas, costaleros, “achuchatronos”, incensarios, tronos, velas, estandartes y mucha ilusión llenaron las calles del casco antiguo, donde cientos de ubetenses se congregaron para ver desfilar a los pequeños cofrades, pero grandes devotos, que procesionaron con orgullo a sus titulares.