• <span style="text-transform:uppercase">TRATO</span><i>. Francisco Reyes, presidente de la Diputación Provincial de Jaén, entrega el incentivo al alcalde de la ciudad, Juan Fernández.</i>
    TRATO. Francisco Reyes, presidente de la Diputación Provincial de Jaén, entrega el incentivo al alcalde de la ciudad, Juan Fernández.

Un total de 900.000 euros. Este es el montante que aporta la Diputación Provincial de Jaén para, en palabras de su presidente, Francisco Reyes, “financiar el 40% de una incubadora de empresas de tecnología 4.0 y fabricación avanzada que va a poner en marcha el Consistorio linarense”. De esta manera, el máximo responsable del Gobierno provincial ha hecho entrega a Juan Fernández de un incentivo que responde a “la convocatoria que la Diputación apoya para apostar por los espacios productivos que estaban en el antiguo plan de reindustrialización de la Nacional IV”.

La concesión de esta ayuda se enmarca en el Plan de Empleo de la Administración provincial, dotada con un total de 3 millones de euros que van dirigidos a contribuir y mejorar los espacios productivos de los municipios de la comarca, así como a potenciar la actividad industrial de los mismos a través de una inyección económica de la que ya se han beneficiado un total de 9 municipios, incluyendo Linares, para la ejecución de un total de 11 proyectos en toda la zona.

“Desde la Diputación somos conscientes de la apuesta por el empleo que tenemos que hacer cuando es la principal preocupación de la ciudadanía y, aunque no es una competencia propia de la Administración provincial, no vamos a escatimar en recursos tanto para apoyar a las empresas que quieran instalarse en la provincia de Jaén como para colaborar con los ayuntamientos, en este caso de Linares, para que las infraestructuras que se pongan a disposición de las mismas sean las más apropiadas”, subrayó el presidente de la Diputación.

Por su parte, Juan Fernández asegura que la incubadora de tecnología 4.0, que se ubicará en el polígono industrial de Los Rubiales, “adentra” más a la ciudad “en las tecnologías de vanguardia”. Además, el máximo responsable municipal señaló la importancia de esta ayuda del Gobierno provincial para la puesta en marcha de un proyecto dirigido a la regeneración del tejido industrial linarense “en base a lo que reclaman los nuevos tiempos, que es un modelo productivo” que parta de la tecnología. Así, el Ayuntamiento de la ciudad aporta el 60% de la financiación del plan, que en cifras suma un total de 1.350.000 euros. De esta forma, junto al montante de la Diputación, que supone el 40% del valor total de la iniciativa, completa un presupuesto de 2.250.000 euros, que es la cantidad final necesaria para acometer la construcción de la incubadora de empresas de tecnología 4.0 y fabricación avanzada.

El objetivo principal del proyecto es, según el regidor municipal, contar en la ciudad Linares con “un auxilio tecnológico para las empresas que ya existen y, sobre todo, para las que son de nueva creación en el orden de la tecnología, especialmente, orientada hacia el cambio climático y la transición energética, que es lo que va a cambiar los parámetros con un nuevo paradigma de entendimiento y filosofía empresarial”.