El municipio de Guarromán se posiciona como un referente, dentro del ámbito provincial, en el sector del gas natural. Y es que, desde el pasado mes de septiembre, el polígono industrial del Guadiel acoge una “gasinera” que, instalada por Gas Natural Fenosa, forma parte de un proyecto europeo denominado “Bestway”. Con esa iniciativa, que se encuentra al 70 por ciento de ejecución, se implantará un amplio corredor de carga de combustible entre París y Algeciras.

Así las cosas, la Casa de la Cultura de Guarromán fue el lugar en que se celebró una jornada específica vinculada al referido proyecto de índole continental. Este acto, impulsado por el Ayuntamiento y Gas Natural Fenosa, estuvo dirigido a empresarios de los sectores del transporte y la logística. El fin de esta cita fue difundir los objetivos que se marca el proyecto “Bestway”: identificar, implementar y validar nuevas soluciones para el repostaje de gas natural licuado (GNL) y gas natural comprimido (GNC) a lo largo del Corredor Atlántico, así como abordar la situación actual de las regulaciones técnicas y del mercado sobre seguridad, normalización, logística, acceso público e interoperabilidad.

La iniciativa ha permitido la instalación, hasta la fecha, de nueve estaciones de repostaje de GNL a lo largo del Corredor Atlántico (de Algeciras a París), para enlazar así con otros corredores europeos de movilidad sostenible. Una de esas estaciones de repostaje se encuentra en Guarromán y opera para ofrecer soluciones avanzadas para la gestión y operaciones remotas. Además, se desarrollará una infraestructura tecnología para ofrecer servicios y aplicaciones para mejorar la interoperabilidad y, al mismo tiempo, garantizar el acceso público a la estación. También se incluirán la compatibilidad con el sistema de pago, la formación y la acreditación.

En la jornada técnica celebrada en Guarromán participaron decenas de representantes de empresas del sector del transporte, así como concesionarios de compañías que ya comercializan sus vehículos de tipo industrial adaptados a nuevas formas de combustible, como Iveco, Volvo, Man Fiat, Scania, Renault o Seat. Y es que el gas natural vehicular es una alternativa real que permite la mejora de la calidad del aire de las ciudades, ya que reduce en más de un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y en casi el 100% las partículas en suspensión, principales contaminantes que afectan a la salud humana. Más allá de las ventajas medioambientales, el gas natural es un combustible muy competitivo desde el punto de vista económico, si se compara con el gasóleo y la gasolina, ya que se pueden lograr ahorros de entre el 25% y el 50%, en función de la solución adoptada a la hora de realizar cada repostaje.